Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

Concurso de Ensayos       

Favor poner en "Asunto" el título y autor del artículo

Diciembre de 2000

La Nueva Torre de Babel


Juan Carlos García


C
on la construcción de la Estación Espacial Internacional ALFA, los norteamericanos y los rusos han puesto en práctica el idioma que fabricaron al vapor con la MIR: el rusanglish, una mezcla de ruso e inglés para que los obreros espaciales pudieran trabajar.

Algo similar ocurrió con el Franglish, que desarrollaron los franceses y los ingleses para la construcción del Eurotúnel. ¿Y acaso no debía crearse , con carácter de urgencia el Arabreo, esa fusión del árabe y del hebreo, para que por fin puedan entenderse los palestinos y los judíos?

Una vez que el ser humano domine a plenitud nuestro satélite natural, deberá crearse, quizás al vapor, el nuevo lenguaje de los lunáticos, que desde ese momento, semejante vocablo, el de los lunáticos, dejará de ser un peyorativo para transformarse en todo un gentilicio.

En la Luna uno no podrá poseer un terreno, sino un luneno, lo cual tiene toda su lógica. Viviendo en la Luna, las casas no tendrán terraza sino lunaza y nos parecerá de los más normal.

Allá en la Luna, los colonos que pueblen ese silente mundo y mueran allá no serán enterrados sino enlunados. Aterrizar, claro, no existe, lo sabemos, sino alunizar. Y los que nazcan en la Luna hablarán con orgullo de la
Luna que los vio nacer, tal y como hoy decimos, la tierra en la cual nacimos.

en la Luna no habrá terratenientes sino lunatenientes. Y cuando se hable de "aterrízame" esa idea, lo adecuado será hablar con toda propiedad: "alunízame esa idea".

Allá en la Luna, términos nuevos brotarán para poder entendernos. Será una nueva torre de Babel, otra vez, como hace tres milenios, muy útil para poder entendernos, porque con el avance del progreso los humanos marcianos nacidos en el planeta Rojo también enfrentarán dificultades. Ellos no hablarán de terreno ni de lunelo, sino de marciano, pero como marciano es ya un vocablo existente y sirve como gentilicio, quizás ellos adopten otra terminología, como hablar sobre el marteño de los hec hechos, tal como aquí en la Tierra hablamos sobre el terreno de los hecbos.

No en vano, cuando nace el espanglish hace cuarenta años, al principio nos pareció un desatino que, empero, lentamente se ha ido imponiendo. Así nacen los idiomas, tras descomponerse las palabras en la boca de los pueblos. Sólo que esta vez el lenguaje será una odisea, que desde el 2001 ya se lanzó a conquistar el espacio.  

 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)