Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

UN:101

Cartas al Editor>>

“Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana…”
Declaración Universal de los Derechos Humanos,
Preámbulo

Naciones Unidas, uno de los más importantes foros internacionales ha iniciado el quincuagésimo séptimo (57avo) período de sesiones de la Asamblea General. 

Hace sólo dos años el organismo celebró la denominada Asamblea del Milenio en la que se trazó como meta el reducir significativamente la pobreza.  A pesar de las grandes expectativas, los avances han sido poco.

Nuestros países emergentes siguen enfrentando una serie de problemática que nos hacen cuestionar la efectividad del foro.  Una de las grandes preocupaciones es si Naciones Unidas tiene la fuerza y el impacto perseguido en el momento de su creación. 

La misión fundamental del organismo es contribuir a la paz y a la seguridad mundial. 

Hay quienes sostienen que el organismo funciona como una oficina gubernamental de los antes llamados países del tercer mundo.  Otros consideran que cumple su cometido, y que su Secretario General ha jugado un rol protagónico en la conservación de la Paz.  Este es el punto de vista de quienes consideraron su nombre para el Premio Nobel de la Paz.

Pero ¿qué es Paz?  ¿Hay Paz en nuestros países?  No olvidemos que la Paz no es la ausencia de la Guerra.

Reconocemos que muchas de las Agencias de las Naciones Unidas han realizado una loable labor y han impactado significativamente en el cambio de la sociedad.  Sólo con estrategias globales podrá lograrse cambios significativos.  La Organización Mundial de la Salud (OMS) es una de las agencias de las Naciones Unidas que más admiramos por la trascendencia de sus iniciativas. Una de ellas fue la propuesta de yotización de la sal, que ha contribuido en evitar la muerte de millones de personas. 

Definitivamente si las medidas que se implementan, más que beneficiar reducidos núcleos segmentados dieran solución al origen del problema, y no sólo al problema en si, otro gallo cantaría.  No se trata solo de pensar en grande, sino de actuar en grande. 

Hay que considerar el mercantilismo y el clientelismo existente en muchos organismos internacionales y en organizaciones sin fines de lucro (ONG’s).  La experiencia nos ha permitido ser testigo de cómo en muchas ocasiones el financiamiento que proviene de donaciones y otras fuentes se diluye en gastos administrativos.

Pensar en GRANDEActuar en GRANDE.   Esperamos que las decisiones en el seno del organismo sirvan para cambiar la realidad en nuestros países.  Esperamos que como ciudadanos del mundo conozcamos los organismos que promueven y protegen nuestros derechos y les demandemos que cumplan su responsabilidad.

Y usted, ¿qué opina? 

© Sahnya Shulterbrandt

E-Mail: *

Comentarios: *

INTER-FORUM es miembro del Consorcio Internacional de Publicaciones Académicas Alternativas (ICAAP)

Septiembre 17, 2002

 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)