Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 


 

TPA

Cartas al Editor>>

TPA.  Trade Promotion Authority. Es la autoridad concedida por el Congreso al Presidente de los EE.UU. para negociar acuerdos y someterlos al Congreso para su aprobación o rechazo.   Esta autoridad es concedida desde hace muchos años, pero no había estado disponible al Ejecutivo desde 1994.

La situación fue discutida durante años.  No estaban de acuerdo en otorgar al Poder Ejecutivo la autoridad total.  Sorpresivamente, y contrario a las expectativas,  en las diligencias realizadas durante la administración Clinton fue el partido republicano quien más apoyo ofreció a la iniciativa.   Finalmente antes del cierre de verano el Congreso otorga al Presidente Bush la autoridad de promoción de acuerdos comerciales (TPA).

El objetivo de esta iniciativa es recuperar el liderazgo internacional de los Estados Unidos.   De alrededor de 150 acuerdos internacionales, EE.UU. sólo forma parte de tres de ellos.  Sin embargo, el Presidente Bush había tomado la iniciativa, confiado en que se le otorgaría este poder, de iniciar las conversaciones de múltiples acuerdos y en algunos casos, como las negociaciones con Chile de llegar a un punto muy avanzado.   En el caso de Centroamérica las negociaciones han iniciado hace poco tiempo, pero van bastante aceleradas.  También se han iniciado negociaciones con Vietnam Singapur, Marruecos, Sudáfrica y con Jordania, cuyo monarca fue sorprendido con la propuesta en una reciente visita a los EE.UU. 

Es indiscutible que para la materialización de los Tratados de Libre Comercio (TLCs) se requiere de cambios radicales en la política interna de los Estados Unidos.   Entre los retos más importantes sin lugar a dudas están las políticas proteccionistas, los subsidios agrícolas y las cuotas textiles.

Esta postura implica cambios radicales en los diseñadores de políticas públicas.

En América Latina las expectativas sobre las implicaciones del TPA son muy altas, quizás más que la misma realidad.   El Presidente Hipólito Mejía, de la República Dominicana ha solicitado al Gobierno norteamericano contemplar el incluir a su país en un acuerdo de libre Comercio similar al que se negocia con Centroamérica.   La propuesta no ha tenido ningún eco.   Los países del Tratado de Preferencia Andina (ATPA) tienen altas esperanzas por la renovación simultánea del acuerdo que les propone la búsqueda de soluciones económicas alternativas al cultivo de la coca.

El legado más importante hasta el momento es el ejemplo de la voluntad política y la preponderancia del interés nacional por sobre los intereses de grupos partidistas o sectores específicos.  La aprobación del TPA es el producto de un consenso de los diferentes sectores del gobierno norteamericano.  Republicanos y demócratas se han puesto de acuerdo por el interés nacional y han otorgado al presidente la autoridad para negociar.  Simultáneamente la administración Bush ha desarrollado una campaña de concientización pública, nacional e internacional, que se prolongo por más de 10 meses y que implementó local y globalmente: Habló de TPA durante su viaje a Suramérica, durante su estancia en Centroamérica, durante la Cumbre en Monterrey, durante su recorrido por Europa, durante sus viajes por todo el país.  Finalmente logra el TPA y por si las dudas vuelve a su casa, Texas, para desbaratar el viejo mito de que nadie es profeta en su tierra y celebra en la Universidad de Baylor el Foro Económico Presidencial, donde pone punto final al TPA presentando las experiencias de exportaciones e importaciones directamente de boca de empresarios norteamericanos.

El Forum Presidencial fue la oportunidad del Gobierno Norteamericano de explicar a sus ciudadanos en palabras sencillas como debían tener confianza en el Libre Comercio y como este podría convertirse en una herramienta beneficiosa para la economía nacional.   Varios empresarios de diferentes sectores explicaron como sus empresas habían crecido y como las exportaciones constituían un elemento importante de su crecimiento.  También contaron sobre sus experiencias con las importaciones.  Un diálogo abierto sobre los riesgos que habían enfrentado y sobre las ventajas que habían alcanzado.  Con menos de 10 de antelaciones este foro sirvió para consolidad la buena voluntad de la opinión pública norteamericana. 

“Vaya y comience a negociar acuerdos de libre comercio por todo el mundo.”  Dijo el presidente Bush a Robert Zoellic. “Estamos nuevamente ante la mesa de negociaciones”.  Además del Libre Comercio dijo “Debemos estar dispuestos a desafiar el status quo...” “Oímos sobre muchas cosas que el gobierno puede hacer...  Pero también hay cosas que la gente puede hacer”  

¿Cuándo nos vamos a poner de acuerdo los de casa en América Latina?  ¿Cuándo regresaremos a la Mesa de Negociaciones?  Cuando estaremos dispuestos a desafiar el STATUS QUO?  ¿Cuándo, además de criticar nuestros gobiernos, daremos el primer paso y tomaremos la sartén por el mango?

  ¿Cuáles son las cosas que tú puedes hacer?

© Sahnya Shulterbrandt

E-Mail: *

Comentarios: *

INTER-FORUM es miembro del Consorcio Internacional de Publicaciones Académicas Alternativas (ICAAP)

Agosto 26, 2002

 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)