Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 


 


Paralelismos en Latinoamérica

Constantemente recibimos correspondencia de lectores que de una u otra manera se identifican con los artículos publicados. Nos comentan que la realidad descrita en muchos artículos pareciera referirse a su propio país, es decir que están experimentando las mismas problemáticas.  Tal es el caso que recientemente se nos sugirió que identificáramos el país de origen del autor de cada artículo como manera de establecer previamente si el tema afecta o no al lector.   

Aunque la sugerencia es valida, y sé esta considerando, debemos primeramente tomar en consideración lo que implica esta propuesta antes de acogernos a ella. 

Los medios masivos de comunicación, la mundialización y las nuevas tecnologías, para mencionar solo tres elementos se encuentran vertiginosamente desfronterizando el planeta en todas las esferas.  Al mismo tiempo estamos rechazando inconscientemente este proceso y, por consiguiente, aferrándonos constantemente a nuestras fronteras imaginarias en vez de ingresar en los procesos de "Integración Global".   

Los repetidos esfuerzos integracionistas latinoamericanos han coincidido en un punto en común: el fracaso.  Las razones del mismo, a nuestro entender, se deben mas que nada a las limitantes mentales que nos impiden comprender que los problemas de nuestros pueblos se extienden muchos mas allá del territorio nacional. 

En nuestro afán de solo preocuparnos por las cosas que nos afectan de manera inmediata y de ser más eficaces nos mostramos indiferentes ante problemas que afectan a quienes nos rodean y solo nos involucramos cuando estos nos afectan a nosotros directamente, es decir, cuando ya es muy tarde y tenemos la soga al cuello. 

Desde el punto de vista empresarial comprender este enfoque podría ser más fácil.  Hoy día las grandes multinacionales tienen mejores herramientas de negociación que muchos pequeños y medianos gobiernos latinoamericanos.  Comparecemos a las negociaciones como empresas independientes y buscamos tener mas o igual fuerza que las gigantescas empresas.  Deberíamos de comprender que no controlamos los mercados y como pequeños grupos no se nos hace posible obtener resultados provechosos.    Desconocemos la importancia de la negociación como unidad integrada en una estructura y política estratégica.   Este tipo de técnica cada día se hace más popular, los cluster se hallan ganando un considerable espacio y según va pasando el tiempo estamos más conscientes de la importancia de pertenecer a una cámara de comercio o alguna asociación profesional.  

Esta misma situación es lo que ocurre con nuestros países.  Los gobiernos se preocupan por conservar y luchar por la soberanía nacional a partir de una óptica del siglo pasado, ahora obsoleta, y no están conscientes de que para obtener resultados la integración es fundamental. 

Si no concebimos nuestras dificultades como problemas comunes y buscamos soluciones    de manera conjunta a esas situaciones, repetiremos interminablemente el fracaso del ejercicio integracionista: "Las potencialidades de una Iberoamérica unida son tan amplias o más que lo que representa en estos momentos la  Unión Europea."   Si tenemos grandes diferencias, usémosla  como nuestras ventajas y no como nuestras debilidades.  Tomemos en cuenta que quizás otros no hayan olvidado  el aforismo "Divide y vencerás".  

Las similitudes continentales serán tantas como queramos identificar.   Numerables esfuerzos fallidos.  Muchas fragmentaciones y pequeños subgrupos luchando de manera aislada y simultanea: Centroamérica, Grupo Andino, MERCOSUR...

En el caso de Europa, esta se renueva con la integración.  Desaparecen fronteras ideológicas o económicas.  Un buen ejemplo es que las diferencias idiomáticas y socio-políticas no han impedido la unificación.  Desde la propuesta de Winston Churchill, en 1946, de la creación de los "Estados Unidos de Europa";  la Comunidad de los Nueve (1973);  hasta la creación de una moneda unificada que entrara en vigor recientemente fueron muchas las diferencias y las negociaciones.  Sin embargo, en 1992 Europa se convirtió en el centro de atención de todo el mundo al convertir en realidad el sueño de integrar la entonces conocida Comunidad Económica Europea, integrando no solamente las economías, sino también las sociedades y culturas históricamente divididas por barreras socio-políticas e imaginarias. 

Esta es la oportunidad para que nuestras naciones se fortalezcan sus relaciones basándose en los paralelismos y olvidando las diferencias.  El orden mundial, al igual que  todos los aspectos de la sociedad, se encuentra en constante proceso evolutivo, en constante cambio.  Cambiemos nosotros también. 

© Sahnya Shulterbrandt, Directora de Publicaciones y Desarrollo y, 
El Lic. Genaro D. Salom, Director de Operaciones. 

Julio 1, 2001

Subir

 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)