Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

     

Favor poner en "Asunto" el título y autor del artículo

Retomar la Agenda del Desarrollo

JOSÉ ANTONIO OCAMPO
El autor es el Secretario Ejecutivo de la CEPAL

Notas de la CEPAL Mayo 2001 Boletín No. 16 

La liberación económica fue propuesta al mundo en desarrollo como la respuesta a estrategias ineficientes asociadas a la protección comercial, a los niveles de intervención estatal y como manera de aprovechar plenamente las oportunidades que ofrece la Globalización.  Esta visión represento un cambio significativo frente a la idea de que la "industrialización tardía" exigía una amplia intervención del Estado para tener éxito.  El "Consenso de Washington" resume bien esta agenda de reformas.  También fue una manifestación del optimismo que ella despertaba hace una década.
 

En los últimos años se ha cuestionado la sabiduría de esta visión.  Es probable que la crisis asiática haya sido su peor revés, al hacer patente que la liberalización financiera puede ser fuente de profunda inestabilidad macroeconómica cuando no se acompaña de un marco institucional apropiado.  La fuerte reacción de la "sociedad civil global" a partir de Seattle revela que la globalización misma esta siendo cuestionada, lo que refleja el descontento existente en el mundo industrializado.  En los países en desarrollo, la desilusión con las reformas es creciente, pero sus manifestaciones políticas son menos organizadas y su agenda esta todavía por definirse.

La insatisfacción con los resultados de las reformas es cada vez mayor.  El comercio y la inversión extranjera directa crecieron notablemente, pero la "Tierra prometida" de altas tasas de crecimiento se percibe cada vez más como un espejismo.  En América Latina, la región donde más se ha avanzado en el proceso de reformas, el crecimiento de los años noventa fue solo de 3.2% anual, significativamente inferior a las cifras registradas durante las tres décadas de industrialización liderada por el Estado, entre los años cincuenta y sesenta (5.5% por año).

Las tensiones distributivas son agudas y las disparidades de ingreso entre países desarrollados y menos desarrollados siguen acentuándose.  Continua el debate sobre si las tensiones resultan de la liberalización del comercio, de tendencias tecnológicas o del debilitamiento de las instituciones de protección social.  La asimetría que existe entre la movilidad internacional de algunos factores de producción (capital, mano de obra altamente calificada) y las restricciones a la movilidad de otros (mano de obra poco calificada), así como la creciente dificultad de los gobiernos para proporcionar instrumentos eficaces de protección social son, ciertamente, parte de la explicación.

Estos hechos han dado origen a un nuevo debate sobre la agenda del desarrollo, con énfasis en el desarrollo institucional, en las redes de protección social, en el "sentido de pertenencia" (ownership) de las políticas de desarrollo, por nombrar algunos temas.  Entre los principales objetivos que deben perseguirse, como parte de esta agenda, figuran:

  • Una globalización más equilibrada, con verdadero respeto por la diversidad.  Existe la necesidad  de "civilizar" la economía mundial para conseguir que la globalización se convierta en una fuerza positiva para todos.

  • Una visión amplia de la estabilidad macroeconómica y del papel de las políticas anticíclidas, teniendo presente que la inestabilidad real es muy onerosa y que los déficit del sector privado son tan costosos como los desequilibrios del sector público.

  • Un mayor protagonismo de las estrategias de desarrollo productivo para generar un crecimiento dinámico.

  • mejorar los encadenamientos sociales, lo que incluye una política social de largo plazo, crecimiento económico que genere un volumen adecuado de empleos de calidad y la reducción de la heterogeneidad estructural de los sectores productivos.

  • Objetivos más amplios que tomen en consideración ideas y valores globales tales como derechos humanos, desarrollo social, equidad de genero, respeto de la diversidad étnica y cultural, y protección del medio ambiente.

Alcanzar metas presenta enormes desafíos intelectuales y prácticos  que se intensifican por los resultados frustrantes de las reformas y el creciente descontento social.  Sin embargo, es el momento de repensar hoy, nuevamente, la agenda del desarrollo y continuar evaluándola en el futuro.

Abril 29, 2001

Subir  

 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)