Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

 

El silencio es el asesino de la democracia 

Favor poner en "Asunto" el título y autor del artículo

 Soledad Morillo Belloso
Comunicador Social
Caracas, Venezuela, 3 de mayo de 2001

Hoy es un día importante para la democracia. O al menos debería serlo. Hoy se celebra el día de la libertad de prensa, pero sólo festejan quienes la disfrutan, no quienes no la tienen o quienes sienten que está bajo permanente amenaza. Hay muchas maneras de atentar contra esta conquista de la humanidad. En algunos países se persigue a la prensa, se la amordaza, se la ataca con armas de fuego o con las perversas herramientas del control económico. En otras naciones, los dardos envenenados han sido incluidos en constituciones y leyes. No falta tampoco el patético gobiernillo que utiliza su poder para silenciar voces, bajo la baladí excusa de "proteger a la sociedad". Hoy, en fin, hay mucho que celebrar, mucho que lamentar, mucho que alertar.

En mi país, el gobierno se llena la boca pontificando sobre su apertura mental con respecto a la libertad de pensamiento y expresión. Dicen los personeros del sector oficial que vivimos en el paraíso libertario de la América bolivariana. En su limitación intelectual, creen que libertad es simplemente permitir el quehacer periodístico, dejar decir, dejar hablar.  Esa es con suerte la mitad de la historia. La otra mitad es el constante imprecación, el permanente insulto, los gritos vociferantes del Presidente de la República y su acólitos. El Sr. Chávez se complace en utilizar los medios para - en cadena nacional - atacar a los  periodistas, columnistas, articulistas y caricaturistas que lo adversamos. No ha escatimado en el uso de improperios, ni ha sido leve en sus acusaciones. ¿Qué ha logrado? Nada.

El gobierno venezolano procede entonces a atacar por otros flancos. Ante lo inútil que han sido sus intentos de silenciar nuestras voces, toma ahora el camino de la legalidad. Con un Parlamento mayoritariamente integrado por borregos oficialistas, se pretende sancionar una serie de instrumentos que brindarán al Poder Público la manera de manipular y controlar, y poner los bueyes detrás de la carreta. Ah, tontos, que creen que con ello lograrán aplastar nuestras conciencias. Y el Ejecutivo crea  y financia medios a su servicio. ¿Cuándo entenderán que el Estado, por muy fuerte que se sienta, nunca será más poderoso que las progresistas mentes de los individuos que integran una sociedad?

Hoy, en este soleado y caluroso 3 de mayo de 2001, muchos somos los que enarbolamos la bandera de la libertad de pensamiento, expresión y prensa, y repetimos a todo aquel que pueda escucharnos, que....

 "El silencio es el asesino de la democracia".

Mayo 6, 2001

Subir

 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)