Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

 

La Ley del Intercambio

Lic. Genaro D. Salom


El Intercambio moral se considera el ofrecer algo por algo, de similar valor o importancia, entre dos o más personas las cuales estén de acuerdo en dicha permuta.  El Intercambio criminal es el ofrecimiento de nada por parte del criminal a cambio de algo por parte de la otra parte.  Este intercambio puede ser en forma de un robo, chantaje, amenaza, fraude, etc.   El pensamiento criminal o aberrado es el obtener algo sin ofrecer o producir nada, esto es algo obvio.

Bajo ciertas circunstancias cualquier persona que posea un conjunto de valores incompleto o débil  puede ser persuadida al pensamiento criminal cuando se le permite el recibir  algo o un bien sin ninguna contribución.   Esto puede pasar no solo a nivel personal sino que también puede ser el mal de una sociedad.  A propósito, esto es una posible solución  a un viejo enigma de los filósofos, en lo que se refiere a “Lo que esta bien o mal”.

La honestidad acompañada por un fuerte conjunto de valores es el camino hacia la cordura y el bienestar individual o de una sociedad.  Esto se puede probar, y de hecho, efectuar un cambio positivo en la persona o sociedad.  Este cambio se realiza cuando se les hace ver  los errores y aberraciones, usando un método  educativo y positivo. El efecto se manifiesta por el alivio de la presión y la culpa de las acciones inmorales, hostiles, ocultas o corruptas al lograr que dichas personas o sociedades se comuniquen acerca de los actos realizados  mediante la Educación. 

Los dementes o sociedades corruptas y aberradas son individualmente o en conjunto, una masa de efervescencia perturbada y agitada de acciones hostiles, ocultaciones y corrupción, entre otros males y se consideran enfermas.

En el preciso momento que a una persona o sociedad se le permite la deshonestidad, por falta de educación en valores y principios morales o cuando los gobiernos de países ignoran la importancia de dichos,  contribuyendo al mismo tiempo a los actos aberrados de corrupción, inmoralidades, ocultaciones, etc.,  estas personas o sociedades se acondicionan a ser enfermizas.  De esta manera, por defecto, se inicia el proceso de la fomentación del crimen, la corrupción y las dictaduras.

No es nada sorprendente que las vecindades de beneficia, o barrios de gran pobreza, se encuentren llenas de robo, crimen y los otros males ya expresados.   La gente de esos lugares no da nada a cambio de algo.  Cuando la Ley del Intercambio  no se aplica equitativamente, desaparece el equilibrio y el orden social.

Muchas de las becas o contribuciones completas, concedidas alguna vez por organizaciones o gobiernos, terminaron en una escena o situación desordenada e infructuosa.   Si activamente se impide la contribución a cambio de algo, al hacerlo podría trastornar o enfermar al la persona o sociedad.  La  autosuficiencia de cualquier proyecto, ya sea de desarrollo o de otra índole, obedece y se adhiere a las leyes del Intercambio, por ende, beneficia a la sociedad.

Existen muchas maneras en que los flujos del Intercambio pueden desequilibrarse.  No sale lo mismo que entra, cantidades iguales no son un factor.  ¿Quién puede medir la Buena Voluntad o la Amistad?.  ¿Quién puede medir la recompensa del orgullo al realizar bien un trabajo, o el elogio?.   Esto se basa en el concepto de que todos estos elementos tienen diferentes valores para diferentes personas o sociedades.

En el mundo material, la persona cuyo factor de Intercambio esta confuso o aberrado, puede pensar que el o ella  hace dinero.   Solo los gobiernos y los falsificadores  hacen dinero.   Las personas o sociedades tienen que producir o ofrecer algo para intercambiarlo por dinero.   El no dar nada a un individuo o una sociedad a cambio de lo que se obtiene, el dinero o el bien recibido, no le pertenece.

Es interesante el notar que cuando las personas o sociedades se vuelven productivas y aplican la ley del intercambio, su moral, desarrollo y crecimiento mejora notablemente.  De manera inversa debería quedar bastante claro que una persona o sociedad la cual no produce y viola esta ley, se convierte en una persona o sociedad enferma de los males ya citados.

Cuando se premia, elogia o se ayuda sin recibir algo a un mal productor o a una sociedad que carece del concepto equitativo del intercambio, no solo son privados los buenos productores o gobernantes, también se produce, por causa y efecto, una desmoralización y degeneración mayor a los malos productores o gobernantes, los estados benefactores no tienen otra cosa en mente.

Los motines en la antigua Roma fueron causados por estos factores.   Se regalaba comida y diversión  a una sociedad que a la larga se volvió tan salvaje, que solo podía disfrutar la tortura y la muerte horrenda en las famosas Arenas.

La ley del Intercambio debe ser parte de la Educación infantil.  El desequilibrio de esta ley de Intercambio proviene, en parte, de la psicología infantil que dicta que el niño no contribuye a nada, no se le permite contribuir,  dándole sin que el infante tenga que contribuir o dar.   Esto en principio lo aberra y lo abruma con sentimientos de obligación hacia sus padres, mas tarde en la adolescencia puede estallar como rebeldía o conducta criminal.

La ley del intercambio es esencial para las personas individuales, pero al igual también para las sociedades y gobiernos.  Aunque no es parte de lo que se puede llamar un conjunto de valores sin la aplicación de dicha ley el orden civil se pierde y el caos empieza, por ende y como resultado, el crimen, la corrupción personal y gubernamental,  y en casos extremos los sangrientos disturbios sociales y posiblemente la inaceptable y sangrienta guerra.

E-Mail:*

Comentarios:*

Subir

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)