Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

  

Navidades en Blanco y Negro

Favor poner en "Asunto" el título y autor del artículo

Mariano Estrada

 

No hay duda de que  la sociedad occidental, que es punta de lanza de las sociedades actualmente existentes, tiene una esencia puramente mercantilista. No es extraño, por consiguiente, que la mayoría de las actividades que propicia tengan un fundamento comercial. Y si no lo tienen todas es porque los detractores del sistema, o dentro del sistema los opositores al gobierno: los partidos políticos, los sindicatos, las asociaciones ciudadanas etc.,  han conseguido introducir determinados elementos de corrección en los que el factor humano se ha antepuesto a cualquier otro tipo de  beneficio. De este modo, con sus fallas y  lagunas,  se ha logrado garantizar  la enseñanza, la sanidad,  la jubilación, así como dulcificar los efectos más duros del desempleo.

Lo que resulta más chocante, aunque sólo en cierto sentido, es que teniendo la sociedad occidental un origen judeo-cristiano, y siendo Jesucristo un símbolo de humildad y de pobreza, se le haya ido tanto la mano en la conmemoración de su nacimiento. La Navidad, que además de celebración es el símbolo por excelencia de la familia y la familia, a su vez, es la base de la estructura de la sociedad occidental, la Navidad, digo, antes que otra cosa es actualmente un desorbitado acto de mercantilismo. Un impresionante tintineo de monedas, una avalancha incesante de sensiblerías repentinas  y deseos de felicidad con parafernalia y regalo, una proliferación de centros comerciales en los que unos atronadores villancicos -perdida su función original-, han terminado por ganar la condición de barahúnda y esperpento. Bajo esa lágrima de fácil alegría, de emociones prontas y confraternizaciones con plazo de caducidad, hay un mercadeo puro y desaforado. El famoso "Dios es amor" del ideario protestante se podía trocar fácilmente en el "Jesucristo es negocio", de los grandes mercaderes modernos y también de los que vemos los toros desde la barrera y no protestamos en absoluto.

No dudo de las buenas voluntades. Sé que hay gentes de noble corazón para las que las Navidades son blancas como el ampo de la nieve. Dentro de la sociedad occidental, deben ser un reducto, sin embargo. Soy consciente también de que en otras sociedades, haya nieve o sol, las Navidades son negras. Negras de presente y de futuro, negras de enfermedad y de ilusiones, negras de libertad y de pobreza. Nosotros, los occidentales, somos unos niños mimados a los que se nos han amontonado los regalos.  En realidad, somos un montón de juguetes entre los que se nos ha hecho difícil la satisfacción. E incluso la búsqueda. Buscamos con impaciencia, pero es un hecho frío e inútil.  Tal vez un día, cuando hayamos enterrado el gusanillo de lo superfluo, recorramos las galerías abandonadas de nuestros propios almacenes, porque en el fondo sabemos que en algún lugar recóndito de la memoria aún está aquel juguete sencillo y maravilloso con el que soñábamos por la noche y a menudo nos trajo un día feliz: era un leño de hogar, era un beso de madre, era un puñado de caramelos amanecidos en las cuencas de ilusión de unos zapatos rotos.

Subir

Diciembre 31 , 2001

 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)