Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 


 

Discurso del Secretario de Comercio de Estados Unidos
Donald L. Evans

Cámara de Comercio Peruano-Norteamericana
3 de diciembre de 2002
Lima, Perú


Gracias. Me encanta estar aquí. Espero con mucho interés sus preguntas, pero primero permítanme presentar a algunas de las personas que me acompañan: Héctor Barreto, administrador de la Administración de Pequeñas Empresas de Estados Unidos; Ross Connelly, vicepresidente ejecutivo y ejecutivo en jefe de operaciones de la Corporación de Inversiones Estadounidenses en el Exterior; María Cino, directora general del Servicio Comercial en el Extranjero del Departamento de Comercio. La agenda de ellos es la agenda de ustedes. Están aquí para trabajar para ustedes.

Y he traído conmigo un grupo muy entusiasta de ejecutivos empresariales
norteamericanos. Como ustedes, representan lo mejor de Norteamérica.  Representan una de nuestras principales exportaciones: empresarios, gente con ideas buenas, gente dispuesta a correr un riesgo. Y representan a algunos de nuestros sectores más dinámicos: energía, servicios, maquinaria y equipo, tecnologías de la información y las comunicaciones. Están aquí porque saben lo que yo sé: ¡Perú va hacia adelante!  El presidente Toledo heredó un país en caos. Antes de que asumiera su cargo, el Perú era sacudido por la turbulencia económica, causada por la incertidumbre política, las tensiones económicas mundiales y los desastres climáticos. El presidente Toledo ha enfrentado con determinación y valor los muchos retos que encara el Perú, incluso a costa de su popularidad política.

El crecimiento va regresando. Es probable que alcance el 4,2 por ciento a
fin de año, el más alto de América del Sur. Perú envía mercancías a Estados Unidos, libres de derechos, de conformidad con la nueva Ley de Promoción Comercial Andina y Erradicación de la Droga. Ciertos textiles, incluidos en el programa de exención de derechos, podrían crear 400.000 empleos en la región.

Hace ocho meses el presidente Bush visitó el Perú. Elogió la dedicación del Perú a la democracia y el imperio del derecho. Y elogió la determinación del presidente Toledo de revitalizar la economía del Perú. El presidente Bush envió esta misión. Cree que los mercados libres y la libre empresa desatan el potencial social, político y económico en todo el mundo.

Esa es la razón por la que el presidente trabaja con empeño para completar
las negociaciones del Área de Libre Comercio de las Américas para enero de 2005, un área de libre comercio que comprenderá a 34 países y 800 millones de personas, la mayor del mundo. Esa es la razón por la que el presidente luchó para obtener del Congreso la Autoridad de Promoción Comercial, y no perdió tiempo en usarla para abrir conversaciones sobre comercio. Esa es la razón por la que la administración propone eliminar para el 2015 los aranceles sobre todos los productos industriales y de consumo. Y, finalmente, esa es la razón por la que el presidente trabajó para renovar el programa de preferencia comercial andina y su ampliación para que cubra 700 productos adicionales.

Como lo dijo el presidente en su Mensaje sobre el Estado de la Unión, "en cada región, los mercados libres, el comercio libre y las sociedades libres demuestran su poder de elevar el nivel de vida". Una y otra vez, vemos que en un entorno de libre empresa se afirma un espíritu de competitividad, que conduce a más innovación, que conduce a mayor productividad, que conduce a más crecimiento económico, que conduce una mejor calidad de vida, que conduce a un mundo que vive en paz y prosperidad. Esto no es un milagro -- este es el evangelio del capitalismo, los mercados abiertos y la libre empresa.

Hernando De Soto, fundador del Instituto para la Libertad y la
Democracia en el Perú, dijo una vez que "el capitalismo es el único deporte que vale la pena practicar" y, por lo tanto, es el camino hacia el logro de la libertad y la igualdad de oportunidades. Me he reunido con el señor De Soto. Sus ideas sobre concesión de títulos de propiedad de tierras, que recalcan el imperio de la ley y la creación de activos, despiertan entusiasmo. El trabajo de De Soto demuestra cómo el capitalismo puede darles poder a los que antes eran impotentes. Esta mañana William Lash, secretario adjunto para Acceso a los Mercados y Cumplimiento, visitó el Instituto para la Libertad y la Democracia. Estados Unidos tiene interés en las maneras imaginativas de asegurar que cada persona comparta los beneficios del capitalismo. Ustedes, en este salón, son los mejores campeones de la libre empresa. Ustedes son los que hacen que dé resultado. Ustedes construyen las empresas. Ustedes manufacturan los productos. Ustedes distribuyen los servicios. Ustedes crean los empleos. Y ustedes pagan los salarios.

Ustedes, no el gobierno, son el motor que impulsa nuestro crecimiento,
prosperidad y oportunidad. La tarea de ustedes no es fácil,
especialmente en épocas de sacudimientos, retrocesos y desaceleraciones. Pero el genio de la libre empresa consiste en que cuando las cosas se ponen difíciles, ustedes redoblan sus esfuerzos. Y al hacerlo así, extienden los beneficios del capitalismo a más y más gente.

Dondequiera que voy, hago resaltar las compañías estadounidenses que
invierten en el extranjero y comprenden la importancia de hacerle una restitución a la sociedad. Me enorgullece cómo las compañías norteamericanas se integran en la comunidad peruana y cómo ustedes contribuyen al bienestar del Perú.

Esta mañana visité la Escuela Pro Niño, respaldada por Bell South. Vi un
ejemplo excelente de administración corporativa. Bell South abordó el problema de los niños que trabajan en lugar de ir a la escuela.

El programa Pro Niño identifica a los niños trabajadores miembros de
familias pobres. Les provee a los jóvenes becas que incluyen pago de matrícula, libros, artículos escolares, uniforme, transporte, tutoría, comidas y asesoramiento familiar. Mañana muchos de los niños de Pro Niño serán estudiantes universitarios y líderes empresariales. Mañana, todos ellos serán los responsables, productivos y educados, de tomar decisiones en el Perú. ¡Y eso es simplemente magnífico!

Todos se benefician cuando las compañías norteamericanas practican los
valores norteamericanos de prestar servicio, del voluntariado y de las responsabilidades sociales. ¡Y necesitamos hacerlo así! Viven en este planeta 6.000 millones de personas, y 3.000 millones de ellas viven con menos de dos dólares diarios. Eso no es justo. Eso no es bueno. Tenemos una responsabilidad de hacer algo en cuanto a eso.

Hoy, nos encontramos en los albores del legendario siglo XXI con el que
soñábamos en nuestra juventud. Unámonos para usar el comercio con el fin
de darle forma. Juntos, podemos mejorar las vidas de aquellos de nuestras dos grandes naciones, mejorando la prosperidad de nuestros países, fortaleciendo el alma de nuestro hemisferio y encabezando la marcha hacia un mañana mejor. Es una encomienda difícil. Es también la oportunidad de toda una vida.

Muchas gracias.

E-Mail: *

Comentarios: *

Subir

Diciembre 09, 2002

 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)