Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

 

Discurso Pronunciado por la Excelentísima Señora Mireya Moscoso, Presidenta de la República de Panamá, en la Inauguración de la XI Cumbre de Presidentes y Jefes de Gobierno de Iberoamérica

Favor poner en "Asunto" el título y autor del artículo

Lima, Perú, 23 de noviembre de 2001

 

Sus Majestades Don Juan Carlos I y Doña Sofía, Reyes de España,

Excelentísimo Señor Alejandro Toledo Manrique, Presidente Constitucional de la República del Perú,

Honorable Señora Eliane Karp de Toledo, Primera Dama de la Nación,

Excelentísimos señores Jefes de Estado y de Gobierno de las naciones de Iberoamérica,

Honorables señoras Primeras Damas,

Sus Excelencias señores Cancilleres y Delegados,

Su Excelencia señor Secretario General de la Organización de Estados Americanos,

Sus Excelencias autoridades nacionales del Perú,

Señores invitados especiales,

Damas y caballeros:

Han transcurrido ya diez años desde julio de 1991, cuando en Guadalajara, México, se sienta un hito histórico, al conformarse la Comunidad Iberoamericana de Naciones, como mecanismo de discusión, análisis y apoyo mutuo en la búsqueda de soluciones a problemas, que en la mayor parte de los casos son comunes tanto en sus causas como en sus efectos.

Al enfrentar este hecho, buscando dentro del complicado mundo de las relaciones internacionales, elementos que nos permitan determinar si el experimento, en buen momento propiciado por Su Majestad Don Juan Carlos I, ha sido exitoso, no podemos menos que admitir que no sólo han logrado justificar plenamente el esfuerzo, sino que han trascendido todas las expectativas de sus iniciadores.

En estos diez años hemos logrado crear una relación de hermandad y solidaridad como no existe en la comunidad internacional, que ha podido enfrentar con significativos logros, problemas acuciantes atinentes a temas como la educación, salud, la seguridad pública, la producción, en fin, todos aquellos temas que sumados, se evidencian en elevados índices de pobreza y marginalidad social.

Repasar sus objetivos y declaraciones, demuestra cómo la temática de los acuerdos han ido incrementándose cuantitativa y cualitativamente, hasta crear, en toda la comunidad, una dinámica institucional de tal magnitud, que no sólo ha dado frutos palpables en sus aspectos objetivos, sino que ha permitido una valiosa unidad de criterios, que ha dado especial eficiencia y efectividad a las acciones adoptadas.

Al evaluar los logros de las diez cumbres realizadas hasta hoy, tenemos que motivarnos a seguir con esta misma disposición, fortaleciendo los mecanismos de diálogo, aprovechando las experiencias y oportunidades que nos brinda la cooperación internacional, e incorporando nuevos temas, que aunque parezcan de interés particular, seguramente serán compartidos.

En tal sentido, responsable del mandato de la X Cumbre realizada hace un año en mi país, presento ante ustedes el proyecto de agenda iberoamericana para la niñez y la adolescencia, que fuera revisado por nuestros ministros y responsables de infancia aquí en Lima en octubre pasado, para nuestra adopción, de manera de coronar el esfuerzo iberoamericano iniciado en Guadalajara.

Por otro lado, me complace informarles que, en cumplimiento de dichos acuerdos, hemos adoptado en Panamá el instrumento legal que permite la plena vigencia del convenio sobre los aspectos civiles de la sustracción internacional de menores.

Me corresponde además, ser la portadora en esta ocasión del estudio denominado “Construir Equidad desde la Infancia y la Adolescencia”, cuya elaboración fuera dispuesta como parte de los acuerdos de la pasada Cumbre y que resume los avances logrados en la pasada década, la situación actual de nuestra infancia y adolescencia, así como los aspectos fundamentales que debemos enfrentar a partir de ahora, para hacer cumplir esa promesa hecha en la Cumbre Mundial de la Infancia de 1990.

El esfuerzo de la troika iberoamericana tuvo en el año que culmina, la extraordinaria colaboración de la CEPAL, de las instancias del sistema de Naciones Unidas, particularmente de UNICEF y el PNUD, y de la Secretaría de Cooperación Iberoamericana, que ha estado presente en la ejecución y cumplimiento de cada una de las acciones y objetivos emanados de la Declaración de Panamá.

Su Majestad y señores jefes de Gobierno:

Los acontecimientos de septiembre pasado han dado un vuelco a la humanidad. Situaciones que sólo tenían cabida en la imaginación, hoy las tenemos frente a nosotros como una realidad aterrorizante, que además se ha convertido en un elemento de desestabilización económica y generador de mayor recesión, con todas sus secuelas de desempleo y pobreza.

Como en cada oportunidad en que se nos permite hacerlo, ésta es propicia para reiterar nuestro repudio al terrorismo en cualquiera de sus manifestaciones. La violencia no puede bajo ninguna circunstancia ser siquiera considerada como medio idóneo para la solución de conflictos.

Reiteramos nuestra solidaridad para con el pueblo norteamericano, y para los familiares de las víctimas, muchas de las cuales eran respetables ciudadanos de nuestras naciones.

La Comunidad Iberoamericana, con la fuerza y solidez de este esquema multilateral de diálogo, tiene la oportunidad de crecerse ante estas adversidad y convertirse en el prototipo de un nuevo patrón de relaciones, que aproveche lo más positivo de elementos como la solidaridad, la cooperación, el comercio y la diplomacia, que haga uso de ello en beneficio de nuestros pueblos.

Hace unos días decía, al recibir los informes sobre niñez y adolescencia, que estos momentos en que nuestra niñez y adolescencia reclama activamente nuestra atención a sus agobiantes problemas, que hago mío ese reclamo tan válido y oportuno de nuestra juventud, cuando nos dice, sin permitirse sutilezas, que “las únicas promesas que sirven son las que se cumplen”. Hoy digo con la misma confianza, que “juntos podemos hacerlo”.

Muchas gracias.

Subir

Noviembre 25 , 2001

 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)