Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

 

Juan Bosch Gaviño 
Homenaje Poético a un escritor latinoamericano

(Homenaje Póstumo)
Junio 1909 - Noviembre 2001

Favor poner en "Asunto" el título y autor del artículo

Milcíades Frías  

 

Hay hombres  verdaderamente  únicos, irrepetibles, únicos  en la  existencia  en la  vida  sociopolítica y artística  de un pueblo. Hay hombres (como hay mujeres) que más  que un manojo  de  músculos y flujo sanguíneo tienen un  corazón fluvial, hecho  de  algo más  trascendente que la  carne.  Tienen  corazones de un  espíritu indoblegable e inalienable ante  la injusticia, ante  el mal; tienen un  corazón que  solo ha  sido hecho  para amar,  y  que  está ahí,  en  el ánfora  del pecho  presto a dar una  lluvia  de  luz,  de  ternura y  amor para  los demás  seres humanos.  Así es el corazón  de Don  Juan, Príncipe Corazón  de Lluvia.

Príncipe Corazón  de  Lluvia
A Juan Bosch cuando se nos deja

Cuando  te eleves sobre luces florecidas
Oh Príncipe
me  vestiré de violetas
del  luto más bello
para  decirte adiós
entre guirnaldas y azucenas

corazán de lluvia

Por tu partida
una mujer llorará
sólo de amor
compañero
en una  oleada dulce de recuerdos

llorará cubana y bella

En el espacio resonará tu nombre
se  detendrán las alas del tiempo 
y  te llamarán padre
hasta de las aves
aquellos que te dañaron
cuando te eleves
se volverá honrado hasta el viento
la pureza seguirá contigo y con ella
hasta  los confines del cielo
de  donde un arcángel
de muchos azules
capitaneará con una corona de fuego
a  mil ángeles que vendrán a tu encuentro

 

Quien se  te parezca no habrá 
en mil años 
sin ti distinto 
roto y turbio estará 
quién sabe cuánto
el aire  de  Santo Domingo
el  corazón de tus hijos 
y de tu pueblo

Descansarás junto a tu maestro
por  un tiempo y otro tiempo
sencillo grave y limpio
Oh príncipe  corazón  de  lluvia
en el mismo lar en que naciste

Se llenará  de honra la luna
en un  beso nocturnal que dé a tu féretro
y el rocío
se llenará de celos y rabia
si no pudiere tocar tu osamenta

Después
tus hijos renovados recogerán con amor
el  bravo sol de tus huesos
con manos  fragantes y puras
así te  llevarán en tu traje de madera
al Altar Primero
llenito de estrellas
y forrado Juan
de tu misma entereza

Bella Mujer
volverá a llorar
pero no estará ya triste
de sus ojos nacerán  gemas de  ternura
y  de  esperanza eterna
tú lleno de flores
y  ella  de  duendes
que lavarán el último oprobio
que  algunos  de los tuyos y los  otros
quisieron dar  a tu dulce esqueleto
pero que no pudieron

Bella Mujer esperará paciente
tras ella tus hijos buenos
llorando dulzura
la que les pudiste enseñar con tu nobleza
corazón de lluvia
en este mar aún entristecido

Espérala
que como siempre
ella también
te espera

con un beso en tus mejillas

24  de  septiembre  de  2001.

Subir

Noviembre 05 , 2001

 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)