Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

 

Taller de Fantasía: ¡Viva Verdi!

Favor poner en "Asunto" el título y autor del artículo

Martha Barroeta

 

A don Guillermo Mujica Sevilla, amante, conocedor y divulgador de este difícil arte musical.

El 27 de enero de 1901 muere en Milán (Italia) el consagrado compositor Giuseppe Fortunino Francesco Verdi; por tal razón, el mundo musical ha declarado el 2001 el Año Verdi, para rememorar su vida y obra que lo llevaron a la consagración en el complicado arte operístico.

Sus inicios fueron inculcados por el cura de su pueblo natal, Pietro Baistrocchi, quien le enseñó el solfeo y a tocar el órgano, siendo apoyado posteriormente por un mecenas de nombre Antonio Barezzi. Se traslada a Milán para proseguir estudios formales en el Conservatorio de dicha ciudad pero fue rechazado, porque no reunía los  clásicos requisitos para incluirlo como alumno interno... Ese repudio le causó un duro golpe que le duró toda la vida, recordemos que Verdi tenía diecinueve años. Afortunadamente sus dones musicales son tales que consigue recibir clases particulares con Lavigna. Ya había escrito a los 15 años su primera sinfonía, hacía transcripciones para la banda local y se presentaba como el posible sucesor de Provesi –organista de Busseto y maestro en la escuela municipal de música-, y lo logra tres años después de su muerte. A los 23 años G.V. se casa con la hija de su mecenas, Margherita Barezzi.

A los 25 años escribe su primera ópera “Oberto, conte di San Bonifacio”, obra que le abre el camino ya que Giuseppe sueña con el mundo teatral. En breve tiempo perderá (1838, 1839 y 1840) a sus dos hijos y su mujer; además la posterior ópera cómica “Un giorno di regno o IL finto Stanislao”  fue un fracaso. Dos años más tarde escribe “Nabucodonosor” que, al parecer, representa el verdadero principio de su carrera. Todo un éxito, Italia cantaba los coros con verdadero entusiasmo. Con libreto de Temistocle Solera, ésta obra el mismo año que se estrenó se repitió, solamente en la Scala de Milán, ¡57 veces! y muy pronto recorrería otros teatros, simplificándose su nombre, por ser ya una obra tan familiar, en “Nabucco”.

Verdi se convierte entonces en empresario; escribía y viajaba constantemente; vigilaba el montaje,  asegurándose de la exactitud histórica de sus obras.

Otro triunfo fue “I lombardi alla prima crociata”, cuando ya Verdi tenía 30 años. Trabajó a tiempo completo escribiendo óperas y guardando los detalles de sus representaciones; sin embargo hacía otro tiempo para leer de filosofía, historia, literatura; por eso su mente se mantenía en la actualidad de los acontecimientos. Nacieron otras óperas: “I due Foscari”; “Giovanna d’ Arco”; “Alzira”; “Attila”; “IL corsaro”. En “Ernani” y “Macbeth” G.V. demuestra su genialidad completa. La primera se basa en una obra homónima de Víctor Hugo y la segunda sobre un texto del gran poeta Shakespeare. Óperas que le dieron al compositor momentos estelares en su evolución como músico, pero después de esto... ¿acaso, algo más? Sí. Verdi utilizó, con entera buena fe, el corazón y la psicología del ser humano. Siguieron las óperas y los éxitos. “La battaglia di Legnano”; “Luisa Miller”; “Rigoletto” (1851, una de las más populares del comps.); “IL trovatore” (su mayor triunfo); “La Traviata” (un traspié inicial y una posterior gloria);  * “Les vêpres siciliennes”; “Simón Boccanegra”; “Un ballo in maschera”; “La forza del destino”; * “Don Carlos”; y “Aída” (1871, etapa cumbre en la vida de Verdi, ópera grandiosa). El Requiem nace en ocasión del primer aniversario de la muerte de Mercadante (director del Conservatorio de Nápoles). Hago un aparte en la producción musical de Verdi para decir que también fue diputado, senador del reino de Italia y en Francia lo nombraron Caballero de la Legión de Honor. Aprovechó y se casó en 1859 con Giuseppina Strepponi, cantante lírica, tras muchos años de “galeote” como él mismo se dijera. Le siguió “Otello” (1885) tras un largo silencio que muchos creyeron definitivo. Verdi vuelve al balcón del retiro.

A los 80 años otra obra nacería: “Falstaff” (suprema consagración teatral). También escribe música religiosa, que figura entre las más interesantes de sus composiciones. Otros honores oficiales: Marques de Busseto que le ofrece el rey de Italia, nombramiento al cual renunció y acepta ser promovido a gran cruz de la  Legión  de honor. Giuseppina muere en 1897 y él la sigue cuatro años más tarde.

Leves fracasos y éxitos grandiosos que supo cosechar con sobriedad. Verdi le dio a la voz humana –reina de la música-  el apoyo y el merecido despunte como nunca ningún otro compositor lo había hecho antes.

Desde los primeros años el triunfo artístico acompañó al compositor que supo mantenerse dentro de la circunstancia histórica y política del momento sin olvidar el espíritu italiano, ajustándose a los distintos períodos que le tocó vivir. Los coros en sus óperas los disfrutó muchísimo, son un elemento muy popular para la nostra Italia. La victoria económica estuvo bien ganada; luego de tener un mecenas al inicio de su carrera, termina siendo un próspero hacendado y hasta su nombre lo favoreció Como hecho curioso, observamos cuándo el pueblo italiano eufórico gritaba ¡viva Verdi! Después de la representación de sus óperas “IL trovatore” y “La Traviata” pues lo hacía con doble significado, ya que, representaba el nombre del libertador Vittorio Emmanuele re dItalia. Así señalamos la producción del magnífico músico que supo “salvar la ópera italiana de la grave crisis en que se debatía”, a decir de Donizetti.

      * Escritas en francés.

     N.B.:  Desde mi Taller de Fantasía felicito al Prof. Alfonso Betancourt  por su MERIDIANO 68 (DOMINICAL) con su trabajo estelar.

Junio 10, 2001

Subir

 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)