Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

 

El Proceso de Mediación

Favor poner en "Asunto" el título y autor del artículo

Chichí Páez, Gerencia en Acción (1)

“Cuando el mundo se acelera  nos sentimos personalmente amenazados, podemos perder nuestra perspectiva con facilidad. Nos refugiamos en la negación hasta que nos sentimos capaces de sobrevivir a la amenaza! 
J. James

 

Sin lugar a dudas en este proceso de globalización una de las herramientas comunicacionales que está siendo más utilizada es la mediación. Ésta se administra con gran  frecuencia en las disputas interpersonales, organizacionales, en el seno de las comunidades nacionales e internacionales. Los métodos y procedimientos de la misma han sido soportados en las implementaciones o de vivencias específicas, los análisis y las especificaciones de las estrategias y tácticas utilizadas por las personas que fungen como mediadores, han sido diseñados en el plano general o son  tan especializados que condicionan su administración más general o en todo caso son insuficientes. El proceso de mediación  en este mundo globalizado es una herramienta estratégica, debido a que generalmente se cree que el conflicto es tan destructivo que la meta de cualquier líder eficiente debe ser reducir las fricciones al mínimo. En este espacio  se señalan algunos componentes básicos opuestos a la idea anterior, con la sustentación de que el conflicto, cuando se administra positivamente, añade un valor substancial a las instituciones y a las organizaciones.

Existen infinidad de casos cómo personas en instituciones han utilizado ideas radicalmente diferentes para adoptar decisiones, negociar sus diferencias y enfrentar las discrepancias para fortalecer sus relaciones y obtener resultados beneficiosos. Sin lugar a dudas que las situaciones de confrontación son el medio para reconocer y resolver contingencias. Se hace necesario para hacer más innovadora y productiva una institución e incrementar las competencias y el bienestar de todas las personas. Es  el motivo por el cual el rol de mediador  cada día tiene más vigencia, dentro de sus responsabilidades como tal debe señalar ideas y procedimientos para hacer positivos los conflictos, además debe señalar cómo las personas, interactuando  en equipos de alto desempeño, pueden desarrollar una institución que haga funcionar el antagonismo positivo. El proceso de conflicto positivo es un enfoque práctico y estricto para enfrentar y resolver problemas difíciles en las instituciones.

Cualquier proceso de mediación debe ser sistémico y completo y debe dar respuesta a estos tres objetivos fundamentales: a) graficar los resultados y la evolución de los procesos de mediación en las negociaciones  como una herramienta de resolución de conflictos; b) diseñar  un sustento teórico de la práctica actual de la mediación  de acuerdo a la experiencia lograda en diferentes oportunidades y c)  brindar a los especialistas en estas técnicas conocimientos concretos y eficaces que coadyuven a las partes comprometidas en la resolución de los conflictos. Por supuesto sin perder de vista cuáles son los objetivos que se quieren conseguir, utilizando la mediación y la forma cómo ella se interrelaciona con los otros arreglos negociados.

En los momentos que un especialista en mediación de los organismos internacionales, como es el caso de la Naciones Unidas, actúa en una confrontación internacional, cuando un mediador en conflictos organizacionales se involucra en un sin número de opciones de solución antes de una huelga, o un mediador en asuntos  familiares colabora con una pareja a llegar a un acuerdo inteligente de divorcio: ¿Cuáles actividades realiza? ¿Cuál es la relación entre las partes involucradas? ¿Cuáles son las responsabilidades de los mediadores?.

Entonces ¿Qué es la mediación?. De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española, significa: “Interponerse entre dos o más que riñen o contienden, procurando reconciliarlos y unirlos en amistad”. Mientras que los especialistas en Comportamiento Organizacional, definen la mediación de la siguiente forma: “Es la actuación en un conflicto o negociación, de un tercero aceptable, imparcial y neutral que carece de un poder autorizado de decisión para ayudar a las partes en disputa a alcanzar voluntariamente su propio arreglo mutuamente aceptable”.  Sin lugar a dudas para que exista un proceso de mediación las partes comprometidas en el conflicto deben demostrar la voluntad de querer comenzar a negociar. Los patronos y las representaciones de los trabajadores deben demostrar interés en iniciar la negociación, los gobiernos  y los grupos representantes de la sociedad civil deben instalar foros para el diálogo, y las familias deben demostrar disposición que desean reunirse.  En consecuencia la mediación es esencialmente la negociación que involucra a un tercero especialista en los procedimientos eficaces de negociación y sin lugar a dudas con estas competencias están en la mejor posición de ayudar a la gente  comprometida con el conflicto a planificar  sus respectivas actividades y ser más eficaces en  su contingencia.

La mediación es una prolongación del proceso de negociación debido a que conlleva a ampliar el abanico del regateo a un formato nuevo y utilizar a un mediador experto, el cual debe aportar componentes y dinámicas innovadores a las transacciones de los litigantes. La realidad demuestra fehacientemente lo siguiente:"SIN NEGOCIACIÓN, NO PUEDE HABER MEDIACIÓN”. La teoría que está a la sombra de la intervención del mediador, es que éste tiene que tener capacidad para modificar la dinámica de poder de la interrelación conflictiva influyendo sobre los valores y principios o los estilos actitudinales de las individualidades, suministrando conocimiento e información, o implantando un proceso negociador más eficaz y por lo tanto ayudando a las personas comprometidas en el conflicto a buscar la solución óptima para resolver la disputa.

De acuerdo a los acontecimientos acaecidos en las últimas semanas en Venezuela  y a la forma de conducir las “interpelaciones” en la Asamblea Nacional y de los resultados obtenidos de las mismas y de cómo se están llevando las mal llamadas “mesas de diálogo”, se requiere urgentemente un mediador altamente eficaz para tratar de minimizar las pugnas existentes entre el oficialismo y la oposición y se logre  nuevamente el ordenamiento de paz que siempre había existido en el País. Este mediador debe garantizar a como de lugar la imparcialidad, entendiéndose como tal que éste esté libre de tendencia o favoritismo, tanto en la palabra como en la acción. La imparcialidad significa un compromiso de ayudar a todas las partes, y no a una sola, a alcanzar un acuerdo satisfactorio. LA IMPARCIALIDAD SIGNIFICA QUE UN MEDIADOR NO REPRESENTARÁ UN ROL ANTAGÓNICO EN EL PROCESO DE RESOLUCIÓN DE LA DISPUTA.

Subir

 


 

 

 

 

 

Chichí Páez , Gerencia en Acción
Correo-E: jpaez@postgrado.uc.edu.ve
También publicado en: PymesDominicanas.Com

Subir

Mayo 27, 2002

 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)