Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

   

Fraude en BANINTER por miles de millones

Discurso de Gobernador del Banco Central de la República Dominicana
José Lois Malkún
13
de Mayo, 2003

[Fuente: El Sol de la Florida]


I
ng. Agr. Hipólito Mejía, Presidente Constitucional de la República
Dra. Milagros Ortiz Bosch, Vicepresidenta de la República

Dr. Jorge Subero Isa, Presidente de la Suprema Corte de Justicia
Lic.
Andrés Bautista, Presidente del Senado de la República
Dra. Rafaela Alburquerque, Presidenta de la Cámara de Diputados
Señores Miembros del Gabinete del Gobierno Señoras y
Señores Miembros de la Junta Monetaria
Su Eminencia Reverendísima, Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez
Distinguidos representantes de las asociaciones empresariales y sindicales.

Pueblo dominicano:

A partir del mes de septiembre del año pasado, el Banco Intercontinental comenzó a enfrentar problemas de retiro de depósitos.

El Banco Central, partiendo de las informaciones suministradas por ese banco en sus estados financieros auditados por la firma Price Waterhouse, decidió otorgar facilidades de liquidez a través de redescuentos, a fin de que dicha institución pudiese hacer frente a lo que en ese momento, se percibía como un problema de iliquidez transitoria, provocada por el retiro de depósitos.

La situación financiera de dicho banco continuó deteriorándose. El 24 de marzo, la Junta Monetaria decidió dar su no objeción a conversaciones y negociaciones para una eventual fusión por absorción del BANINTER con otro banco del sistema. Al conocerse días después, los detalles y las implicaciones monetarias, financieras y fiscales que tendría la oferta de fusión firmada entre ambos bancos privados, la Junta Monetaria decidió el 7 de abril, desestimar la oferta y autorizar al Banco Central a asumir el control de las operaciones del BANINTER.

La Junta Monetaria nombró una Comisión de Administración conformada por banqueros experimentados, para depurar los activos y pasivos de la entidad, y determinar el origen de los problemas financieros que enfrentó BANINTER.

La Comisión ha remitido un primer informe a la Administración Monetaria y Financiera que describe algunas de las operaciones irregulares realizadas en BANINTER.

El Banco Central ha recibido también el informe elaborado por una misión conjunta del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, el cual evalúa la situación de dicho banco y sugiere medidas específicas. También recibió el informe elaborado por el reputado consultor internacional Aristóbulo de Juan.

Durante semanas, pacientemente, las autoridades del Banco Central y la Junta Monetaria, han soportado, la crítica soterrada de algunos que entienden y propagan la idea, de que en diferentes instancias del Estado dominicano, se favorece la impunidad.

La prudencia era absolutamente necesaria, pues las decisiones que deben tomarse en situaciones críticas, no pueden fundamentarse en el rumor, la especulación y la falta de información.

Estas decisiones siempre deben fundamentarse en informes ponderados, bien documentados y avalados por pruebas irrefutables.

Esos informes han llegado al seno de la Administración Monetaria y Financiera.

Y con ellos, el momento para actuar.

Los informes revelan que en el año 1989, es decir, hace 14 años, el Banco Intercontinental, puso en marcha un sistema de información que le permitía operar simultáneamente con dos bancos: un banco para los fines de la supervisión bancaria y un banco clandestino, es decir, una entidad que operaba al márgen del banco supervisado, cuyas cuentas y transacciones se mantenían ocultas para todo el mundo, y que sólo conocían y administraban unos pocos ejecutivos del BANINTER muy cercanos al principal accionista.

Durante 14 años, la plataforma tecnológica utilizada por BANINTER, la cual fue diseñada localmente, permitió ocultar las operaciones de la entidad clandestina. Lo que se llevó a cabo fue una operación meticulosamente planificada y cuidadosamente ejecutada, con la cual sus responsables lograron burlar la supervisión del Banco Central y de la Superintendencia de Bancos, bajo tres diferentes administraciones gubernamentales.

Pero también lograron engañar a los calificadores de riesgo del exterior, a los bancos corresponsales, a los organismos multilaterales que habían concedido crédito a esa entidad, a la mayoría de los miembros del Consejo de Directores de dicho banco y a sus accionistas minoritarios.

Cuando la presente administración se inició el 16 de agosto del 2000, las pérdidas acumuladas ocultadas en el banco clandestino, ya superaban los 10 mil millones de pesos.

La existencia del banco clandestino dentro del BANINTER vino a conocerse a raíz del intento de fusión de BANINTER con otro banco del sistema. En el documento de oferta que sirvió de base a estas negociaciones, se reveló que el BANINTER era un banco con depósitos y obligaciones muy superiores a los registrados en los estados financieros auditados por Price Waterhouse, que se entregaban al Banco Central, a la Superintendencia de Bancos, a los miembros del Consejo de Directores y a los accionistas minoritarios.

Las operaciones realizadas a través del banco clandestino permitían al BANINTER burlar las normas prudenciales, esconder transacciones, realizar adquisiciones de empresas con recursos de los depositantes y evadir el pago de impuestos.

Otra violación de importancia, según se desprende de los informes recibidos por la Administración Monetaria y Financiera, es el uso excesivo de recursos de los depositantes para comprar y financiar empresas vinculadas y otorgar préstamos a personas relacionadas, con lo que se violaron las normas prudenciales que fijan límites a las operaciones con vinculados. Esto no fue detectado por la Superintendencia de Bancos durante los últimos 14 años, debido a que estos préstamos se concedían a través del banco clandestino.

Pero la más grave de las violaciones señaladas en el informe recibido por la Administración Monetaria y Financiera, consistió en las operaciones fraudulentas que tuvieron lugar durante los primeros tres meses de este año.

Según el informe y los documentos de soporte, funcionarios del BANINTER instruyeron a subalternos para que borrasen de los libros, prácticamente todos los sobregiros, adelantos de cartas de crédito y préstamos especiales y confidenciales que se habían otorgado al principal accionista del BANINTER, y a empresas y personas vinculadas al mismo.

En el banco paralelo o clandestino se otorgaban sobregiros escandalosos a empresas vinculadas, accionistas, y personas relacionadas. Incluso llegaron a emitirse cheques certificados por funcionarios del BANINTER sobre cuentas de empresas vinculadas que no tenían fondos, sino sobregiros por varios miles de millones de pesos.

Las informaciones que ha provisto la Comisión de Administración al Banco Central, indican que durante el período enero-marzo del 2003 fueron borrados casi 17 mil millones de pesos de los libros del banco clandestino, con lo cual quedaban liberados de deudas con el BANINTER, su principal accionista, y empresas y personas vinculadas.

El informe recibido revela que a la empresa Bank Invest, presidida y administrada por el señor Luis Alvarez Renta, le fueron borrados sobregiros y préstamos por 3,829 millones de pesos. A la empresa Listin Diario y a la controladora de sus acciones, Bearpark International, se le borraron 1,991 millones de pesos. Al Grupo Intercontinental se le borraron 1,339 millones de pesos. Al señor Ramón Baéz Figueroa, se le borraron 1,284 millones de pesos.

Los informes también reflejan que una parte no despreciable de las facilidades de liquidez que el Banco Central concedió al BANINTER a partir de septiembre del año pasado, se utilizó para comprar divisas en el mercado libre. Esos dólares se destinaron al pago de deudas en el exterior que tenían empresas vinculadas al principal accionista del BANINTER y colaboradores cercanos.

Ahora comenzamos a descubrir un elemento adicional detrás de la inesperada devaluación que sufrió el peso dominicano a finales del año pasado.

Todos los informes recibidos por la Administración Monetaria y Financiera, revelan que la dimensión del agujero del BANINTER es considerable.

Este desbalance surje debido a que los activos reales del BANINTER son muy inferiores a los pasivos, es decir, a los depósitos y las deudas que tiene el BANINTER dentro y fuera del país.

Según los informes, el agujero se origina debido a la concesión de préstamos y sobregiros improductivos a empresas, personas y ejecutivos vinculados al principal accionista, la adquisición muchas veces a sobreprecio de empresas deficitarias que se pagaban con apertura de certificados de depósitos, gastos excesivos en publicidad, y financiamientos para la compra de bienes personales del principal accionista y sus cercanos colaboradores.

Dado que estas aventuras improductivas y deficitarias se financiaban con depósitos que pagaban altas tasas de interés, lo que generaba un elevado costo financiero, el sostenimiento de la centrífuga requería de crecientes depósitos y endeudamiento con el exterior.

La magnitud final del faltante dependerá del valor de realización de los activos del BANINTER y de los activos, empresas, bienes personales y recursos en poder del principal accionista del BANINTER, de las empresas vinculadas y de personas relacionadas, que la Administración Monetaria y Financiera se esforzará en recuperar por las vías que establece la ley.

Ramón Báez Figueroa ha informado a las autoridades que el agujero se debe a las contribuciones que durante años el BANINTER otorgó a los partidos y líderes políticos, a la iglesia, a artistas, a periodistas, y a organizaciones no gubernamentales, tales como fundaciones, asociaciones, y gremios.

Cálculos realizados indican que estas donaciones y contribuciones, resultan insignificantes cuando se comparan con el faltante del BANINTER.

Muchas de esas donaciones son ciertas. Son tan ciertas como el millón y medio de dólares y el uso gratis de su avión que donó a la Madre Teresa de Calcuta, el señor Charles Keating, principal responsable del colapso de una entidad financiera en los Estados Unidos. Keating, sentenciado a 12 años y medio de prisión, nunca reveló a la Madre Teresa que las donaciones que ella recibía provenían de los recursos de los depositantes.

El principal accionista de BANINTER tampoco informó a los partidos políticos dominicanos, a la iglesia, a nuestros artistas y periodistas, que las donaciones que ellos recibían provenían de recursos de los depositantes del BANINTER.

Estamos frente a un fraude sin precedentes, ejecutado por un reducido grupo de personas que actuaron como asociación de malhechores.

Y frente a semejante engaño, solo hay una opción.

El fraude que se ha cometido reviste proporciones considerables. Es una estafa que ejercerá una presión desmedida sobre las finanzas del Gobierno y sobre los activos del Estado dominicano, pues el Banco Central, por Ley, no puede absorber pérdidas. Este abuso de confianza, por tanto, dado el compromiso del Banco Central de honrar a los depositantes, terminará siendo pagado por el Estado dominicano.

Estamos evaluando algunas medidas y opciones con los organismos multilaterales de financiamiento, que nos permitirán cubrir ese desbalance, sin alterar el objetivo de la estabilidad de los precios y la tasa de cambio.

La Junta Monetaria y el Banco Central, al tomar la decisión de honrar el pago de los recursos de los depositantes y ahorrantes del BANINTER, y comprometerse al pago de las obligaciones de dicho banco en el exterior, ha contado con el respaldo del Poder Ejecutivo. A diferencia de lo que ocurrió en el pasado en situaciones similares, los depositantes y ahorrantes pueden tener la seguridad de que no perderán su dinero.

En la mañana de hoy, la Administración Monetaria y Financiera interpuso una instancia ante el Magistrado Procurador Fiscal del Distrito Nacional denunciando las graves irregularidas cometidas en perjuicio de los depositantes y ahorrantes del Banco Intercontinental.

Se ha dispuesto también el control administrativo por parte de la Administración Monetaria y Financiera, con el apoyo de las fuerzas de orden público, de todas las empresas vinculadas directa o indirectamente con el principal accionista del BANINTER, incluyendo las empresas de medios de comunicación escrita, radial y televisiva, con el objetivo de garantizar la preservación del valor de dichas empresas, para su venta en el más breve plazo posible, bajo un esquema de licitación abierta y competitiva, en el marco de lo que establecen las disposiciones legales vigentes.

Se ha dispuesto también la identificación y la incautación de todos los activos, empresas, bienes personales, y cuentas en poder de accionistas y ex-funcionarios del BANINTER, que han sido identificados como responsables del fraude que se ejecutó en esa entidad bancaria.

Asimismo, la Administración Monetaria y Financiera realiza las consultas legales correspondientes, al amparo de lo que estipula la Ley Monetaria y Financiera y la Ley Contra el Lavado de Activos, a fin de declarar como fraudulentas, todas las operaciones de venta de activos, empresas o bienes personales del principal accionista del BANINTER, de los ejecutivos de dicho banco involucrados en el fraude, o de las empresas y personas vinculadas, desde el momento en que el Banco Central inició el otorgamiento de redescuentos al BANINTER.

La Administración Monetaria y Financiera, por la vía que establece la normativa vigente, está en el proceso de solicitar ayuda especializada al Gobierno de los Estados Unidos, con el objetivo de apoyar las acciones orientadas a recuperar la mayor cantidad posible de los dólares que fueron sacados del país, por empresas vinculadas al principal accionista y funcionarios del BANINTER.

Me permito anunciar que la Superintendencia de Bancos ha dispuesto la ampliación del abanico de inspección que realiza, para incorporar los aspectos operativos y sistemas de información tecnológica de las entidades financieras, para lo cual se ha solicitado y obtenido apoyo adicional del Banco Interamericano de Desarrollo.

Quiero ahora hacer una advertencia, para que luego no se alegue ignorancia. La Administración Monetaria y Financiera, reconociendo la trascendencia que tiene el buen funcionamiento del sistema de pagos para cualquier país, ha solicitado al Poder Ejecutivo que considere como atentado contra la seguridad nacional, cualquier declaración o afirmación de quién sea, orientada a crear intraquilidad e incertidumbre sobre el sistema bancario dominicano.

En consecuencia, de acogerse la solicitud de la Administración Monetaria y Financiera, el Poder Ejecutivo, al amparo de lo que establecen la Constitución y las leyes de la República, procedería inmediatamente a someter a la acción de la justicia, a todo aquel que incurra en este delito. El país no puede aceptar que absolutamente nadie intente, con declaraciones públicas, desestabilizar el sistema financiero del país.

La institucionalidad del país, ha sido convocada a una prueba de validación y certificación sin precedentes en nuestra historia. En esta ocasión ha correspondido a la Administración Monetaria y Financiera asumir el rol que le asignan las leyes del país, asegurando al pueblo dominicano que cumpliremos sin titubeos, nuestras responsabilidades.

La Administración Monetaria y Financiera reitera su fé y compromiso con el progreso de la Nación.

Por eso les pedimos a todos los dominicanos y a todos los extranjeros que de alguna u otra forma han invertido en nuestro país, que tengan fé en la República Dominicana.

Muchas Gracias

E-Mail: *

Comentarios: *

Subir

Mayo 19, 2003
 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)