Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

   

Mitos, realidades y contradicciones de la Democracia en América Latina

© Sahnya Shulterbrandt - Lic. Genaro D. Salom
[Enfoque Latinoamérica]


Introducción

Muchos países en el Hemisferio Occidental se auto-denominan “Democráticos”.   Es frecuente que las personas entiendan el concepto democracia desde una perspectiva ficticia, no real.   Se considera democrático un país cuyo gobierno ha sido elegido por la mayoría en un proceso de votación popular.  Se considera democracia un escenario con múltiples a candidatos a cargos públicos y múltiples partidos políticos.

No hay nada más lejos de la realidad.

El que un pueblo elija a sus gobernantes mediante votación popular y que existan varios partidos políticos no significa que el país se considere como un “Estado de Derecho” o una democracia.  La verdadera democracia se fundamenta y florece bajo una serie de elementos y parámetros.  Cuando estos elementos no están presentes, como en el caso de la República Dominicana o Venezuela, es porque no son “democracias” sino otro modelo de gobierno.  El que el pueblo vote bajo el sistema democrático y sus autoridades sean elegidas por mayoría no implica un régimen democrático.

Algunos modelos de democracia tienen una frágil estructura, donde las bases fundamentales carecen de una sólida ordenación que garantice el engranaje necesario para que los ciudadanos se sientan debidamente representados y con los niveles de seguridad mínima garantizados para una vida digna.

En una auténtica democracia un ciudadano que no cuente con los recursos necesarios para suplir privadamente sus necesidades básicas puede entonces acogerse a los servicios estatales.

Compartimos con ustedes estas reflexiones.  De seguro usted podrá hacernos alguna corrección u ofrecernos algún otro ejemplo de mitos que nos confunden sobre que es y no es DEMOCRACIA.

Mito I: Para tener democracia es necesario tener muchos partidos políticos

Caso de estudio: México

En México existen registrados oficialmente 11 partidos políticos.  Sin embargo unos siete partidos realizan “coaliciones” o “alianzas” para apoyar candidatos comunes.  Durante mucho tiempo un solo partido ostentó el poder en este país, por lo que vulgarmente se decía que México era un país unípartidista. El periodo presindecial dura seis años y esta expresamente prohibida la reelección. ¿Significaba esto entonces que México no tenía democracia? NO

Caso de estudio: EE.UU.

Se caracteriza por la rivalidad entre dos partidos políticos: Demócrata y Republicano.  ¿Significa esto que NO haya democracia? NO.

MITO II: Para tener democracia debe ser elegido por la mayoría de toda la población.

Caso de estudio: Argentina

El nuevo Presidente de Argentina acaba de obtener el triunfo con menos de un 25% de los votos del recién celebrado proceso electoral.  El mas bajo de la historia electoral de ese país. No sabemos cuales seran las consecuencias, pero si que el principal opositor se retiro antes de ir a segunda vuelta¿Significa esto que Argentina carece de Democracia?  NO.

Caso de estudio: Venezuela

El Presidente Chávez fue elegido democráticamente en 1998, venciendo los dos partidos tradicionales de su país.  Fue ratificado en seis ocasiones en año y medio.  Declarando una "emergencia judicial" y "emergencia legislativa" limita el accionar del Poder Judicial y Legislativo. ¿Significa esto que Venezuela tiene una Democracia? NO.

Caso de estudio: Perú

El Presidente Fujimori fue elegido democráticamente en un proceso electoral.  Su gobierno manejo de manera indiscriminada los fondos del estado.  El sector Legislativo fue corrompido.  ¿Significa esto que Perú era una democracia? NO.

Caso de estudio: EE.UU.

El proceso electoral norteamericano se caracteriza por que no toda la población vota.  Los Estados, dependiendo de la cantidad de votos electorales por cada Estado de la Unión, determinan quien gana la Presidencia.

MITO III: Una democracia genuina requiere un sistema electoral con credibilidad pública.

Caso de estudio: Perú

La legitimidad del proceso electoral del año 2000 en el Perú fue puesta en dudas por varias autoridades entre los que se encontraron el Alcalde de Lima y el Defensor del Pueblo.  Incluso fue cuestionada la posición de los observadores internacionales de la OEA.  El caso se discutió incluso en la reunión de cancilleres de ese verano en Canadá.  Esta situación despertó mucha preocupación en la comunidad nacional e internacional.  Para los empresarios peruanos se jugaba más que la estabilidad política, la estabilidad macroeconómica del país.   Para garantizar la credibilidad pública se ha extendido la práctica de los observadores electorales, que sirven de testimonio de la fidelidad del proceso, aunque en ocasiones el tribunal electoral no goce de todo el prestigio que se requiere en este ejercicio.  

MITO IV: Un sistema democrático requiere una legislatura efectiva

Así es como se hace en Política en algunos Congresos:

Recordamos el lobby político para la elección del Presidente del Congreso de la República Dominicana.  El proceso de las negociaciones fue una de las cosas más “asqueantes” que hemos presenciado. 

“Fulano va a votar a favor, pero el quiere la Comisión de Finanzas”.  “Esa comisión es intocable, eso es de Mengano”. “A tal partido (Minoritario) le vamos a dar…” ¿Es esto democracia? NO.

Otro aspecto que interfiere en la efectiva gestión legislativa es la prebenda de favores.  Una de las más extendidas es el patrocinio de las Fiestas Patronales Provinciales.   Otra manera es la creación de una ONG que sirve para canalizar los fondos de campaña electoral.   No hablemos de regalos de lobbistas, los diezmos y las “comisiones por aprobación de proyectos”.  Y, No nos olvidemos que los proyectos que atenten contra los intereses del patrocinador serán “engavetados” eternamente. ¿Como justifica usted en el caso de República Dominicana y el proyecto de ley sobre delito electrónico que data del año 1999 y que todavía no es ley? (4 años de estudio).

MITO V: Es imprescindible un sistema judicial independiente

Caso de Estudio: Colombia

A pesar de la fragilidad y los problemas al interno de Colombia, el sistema legal del país tiene una base bastante sólida.

Hay países que preservan el sistema francés donde un juez decide la culpabilidad o inocencia de una persona.   Este aspecto es sumamente peligroso y en total violación  de los principios democráticos y los Derechos Humanos.  Igual que la ausencia de una estructura sólida que ofrezca igualdad de condiciones a las partes en conflicto, independientemente de las condiciones económicas, sociales o políticas.

MITO VI: Medios de comunicaciones profesionales e independientes

Caso de estudio: Concentración de los Medios de Comunicación en Grupos de PODER.  

La concentración de los medios en manos del poder político y/o del poder económico es sumamente peligroso ya que mediatiza el manejo de la información pública y los hace vulnerables en el manejo de las prioridades o necesidades de estos grupos propietarios y sus intereses.  Este modelo se caracteriza por la implementación de la “autocensura”.
Ejemplo: República Dominicana

MITO VII: La democracia no es responsabilidad del sector empresarial

El rol del sector privado es muy importante.  Aquí es donde esta el cuello de botella de la democracia.  De el depende un proceso democrático sano o un proceso carcomido por la corrupción y quebrantado sus modelos morales.

Para que haya corrupción se requiere de dos partes:
 el que paga y el que ofrece el “servicio”.

Caso de estudio: BANINTER, República Dominicana

Leer los antecedentes en los trabajos siguientes: [Fraude en BANINTER por miles de millones] Discurso de Gobernador del Banco Central de la República Dominicana, José Lois Malkún, [Aportes del Presidente Hipólito Mejía y su equipo de económico a la comprensión del momento histórico actual]  Ramón Tejeda Read, Perspectiva Ciudadana, [Hipólito Mejía: Hundiendo al país en préstamos. Un Análisis de la deuda externa dominicana] Por Dionis Pérez, Especial para el periódico El Sol de la Florida

MITO VIII: La democracia no es responsabilidad de la sociedad civil.

La participación o abstención de la sociedad civil en este tipo de situación es importantísima.  La mayoría de las personas asumimos una postura de “No me importa” o “No es conmigo”.  Es una postura mucho más cómoda que asumir una posición en contra.  Es una postura comprometida que implica algo más que criticar la postura del otro.  Los perjudicados con este tipo de situación somos todos.  Usted, yo y el país. El abstencionismo electoral, por ejemplo, puede ser responsable de la situación de un país.  Una cosa es ganar por mayoría y otra es ganar por ganar.

Caso de estudio: Argentina

Desde hacia tiempo la sociedad civil argentina venia manifestando su malestar con respecto al manejo de las autoridades gubernamentales.  Sin embargo fue imposible estructurarse íntegramente y consolidad de manera objetiva sus preocupaciones.

Se quejaban de la malversación de fondos públicos por parte de funcionarios gubernamentales.  Ya veían el despilfarro que dejo a la nación sumergida en una de las catástrofes más grandes: una crisis financiera que convirtió a la nación en un país con hambruna famélica tipo África.  Lo inimaginable ocurrió.  No era nada que no se viera venir, pero era más fácil pensar que no podía pasar.

Caso de estudio: Venezuela

La sociedad civil se ha involucrado directamente en una postura pública en contra del gobierno del Presidente Chávez. 

Recapitulando y diagnosticando

Democracia no es ejercer el derecho al voto.  Es contar con un engranaje funcional que beneficie a la mayoría, no a un grupo de empresarios que no quieren el libre comercio porque amenaza su manera de hacer negocios.  Es preocuparse como México de abastecer el mercado chino o el mercado de la India, con los productos que pueden ser competitivos, creando cadenas productivas que garanticen esa competitividad.  Es la aplicación de la tecnología, tipo Canadá e Israel, para la producción agroindustrial, obteniendo de la menor extensión la mayor productividad factible.

Diagnostique la Realidad Nacional de su país.

El Embajador Noriega tiene razón.  La democracia requiere de raíces sólidas que permitan el proceso de chequeo y balance y garanticen la satisfacción pública de la ciudadanía, previniendo de esta manera la posibilidad de explosiones de crisis.  En América Latina esta es todavía una lección por aprender.  Todos los días tropezamos con las mismas piedras.

¿Se puede considerar un Estado que carezca de estos derechos una democracia? NO.

Todavía en muchos países, por no decir la mayoría, no contamos con estos básicos elementos y parámetros:

     Sistema Electoral con credibilidad pública

     Legislatura Efectiva

     Independencia judicial

     Medios Profesionales y Libertad de Prensa

     Partidos Políticos con principios

     Militares respetuosos de su rol en la sociedad democrática

      Separación de los poderes Sistema de Chequeo y Balance por
          parte de la ciudadanía del gobierno y sus representantes que
          ayuden a prevenir la corrupción, el abuso de poder y la
          insatisfacción popular

      Seguridad Social

      Derechos del Consumidor

      Servicios Básicos

      El Derecho al Juicio Imparcial (Due Process)
             [Temas de la Democracia]

Lo que esta pasando en nuestros países es sin lugar a duda un malestar popular por la insatisfacción de la sociedad civil con la gestión de nuestros gobernantes. 

A veces la población es ignorante de la situación, de la causa del problema.  Se siente incomoda por los precios de los productos en el mercado, por las deficiencias del gobierno en dar respuesta a las necesidades básicas.  Pero no sabe como ejercer sus derechos.  Muchas veces piensa que en el ejercicio democrático solo puede hacerlo a través del proceso electoral. Esto ha incidido en que muchas personas no participen de los procesos, creyendo que con esta postura se evitan la responsabilidad del mal general que pueda ocasionar el próximo gobernante.

La crisis ha llegado a tal extremo que en muchos países se habla de “votar por el candidato menos malo”.   Es decir, que no se tiene confianza en las opciones electorales, en la oferta de los partidos. Carecen de credibilidad.  Otra frase extendida es la de “Yo no tengo la culpa de esta desgracia, yo vote…”

Estos modelos de falsa democracia, lejos de otorgar la satisfacción y la confianza a la población, la hacen más vulnerable, desconfiada y pesimista sobre su propio futuro.  Un ejemplo de esta situación es la misma resistencia al ALCA.

En un momento en el que el mundo se mueve a la globalización América Latina se mueve en sentido contrario a las manecillas del reloj.  Rechaza por completo el “integracionismo” y hace significativas inversiones en desacreditar los procesos.   Los precedentes exitosos no son suficientes.

E-Mail: *

Comentarios: *

Subir

Mayo 19, 2003
 

 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)