Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

   

Disertación del Presidente Fox Quesada ante la Cámara Nacional de la Industria de Transformación

Presidente Vicente Fox Quesada
 
Ceremonia de Toma de Orotesta de la Mesa Directiva Nacional 2003-2004
Cámara Nacional de la Industria de
Transformación (CANACINTRA)
Abril 29, 2003


Nuevamente buenas tardes, nuevamente buen provecho.

Licenciada Yeidckol Polevnsky, Presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación:

Felicidades por ese extraordinario mensaje y esa convocatoria a trabajar unidos, a trabajar en equipo, a trabajar por México.

Distinguidos miembros de la Mesa Directiva;
Amigas y amigos industriales:

Es para mí un motivo de gran alegría estar nuevamente con ustedes: con ustedes las y los industriales mexicanos que han demostrado siempre una clara voluntad de aportar todo su esfuerzo, su talento, su compromiso en esta tarea común que tenemos de construir un México competitivo, un México a la altura de los retos de este nuevo siglo, un México al día y a la vanguardia.

Durante estos ya más de dos años, hemos trabajado duro y con entusiasmo para apoyar a los empresarios y a los industriales, para generar un clima y un ambiente donde pueda florecer la inversión, donde se pueda generar el empleo, donde se pueda proteger el ingreso del empleo, donde se pueda impulsar el crecimiento económico del país.

A ustedes les corresponde, en mucho, esta tarea crucial de promover crecimiento y generar empleos.

De parte nuestra, este Gobierno tiene una clara política de desarrollo establecida en el Plan Nacional de Desarrollo, que hemos venido implementando y siguiendo al pie de la letra, con claridad y con decisión.

En primer lugar, a través de un manejo prudente y responsable de la política económica que nos ha permitido bajar la inflación, las tasas de interés, el riesgo-país a niveles históricos; mantener en orden los equilibrios fiscal y externo, y de reducir significativamente el servicio de la deuda interna y de la deuda externa.

En segundo lugar, a través del apoyo a la competitividad, donde juntos trabajamos con el sector empresarial y el sector productivo del país para avanzar con rapidez en materia de competitividad.

Para nosotros está muy claro el reto que nos plantean otros países y el reto que nos plantea nuestro propio país en esta materia de competitividad.

Los indicadores --a su vez-- de productividad, afortunadamente se mantienen en los niveles de avance y crecimiento en materia de productividad con el de nuestro socio principal que son los Estados Unidos.

Por ello, en materia de competitividad se elaboran 12 programas sectoriales muy específicos de competitividad con una visión a 10 y a 20 años.

A la fecha ya se han concluido 5 de estas estrategias de cadena productiva y de competitividad: la automotriz, la electrónica, la de software y alta tecnología, la de maquiladoras de exportación y electrónica, así como la de cuero y calzado.

Estamos fortaleciendo las cadenas productivas, estamos fortaleciendo pequeñas y medianas empresas para cerrar la brecha entre las empresas de vanguardia que se encuentran en un proceso continuo de innovación y las que necesitan apoyo para dar el salto hacia una mayor competitividad.

De ahí los programas de adquisiciones, de compras, de licitaciones del Gobierno Federal y de sus instituciones, a fin de dar la más alta prioridad a las micro, pequeñas y medianas empresas a fin de asegurar financiamiento para que puedan ser proveedores contando con ese respaldo.

Y así estamos precisamente separando las licitaciones, a fin de que den oportunidad de participación a empresas nacionales, a empresas pequeñas, a empresas medianas, como se hace en esta refinería de Coatzacoalcos-Minatitlán, que lleva una inversión de más de mil 500 millones de dólares en un proceso que además será creciente de inversión y en el cual esperamos la participación de estas empresas nacionales pequeñas y medianas.

Igual hacemos con todas las adquisiciones del Gobierno Federal. De hecho, el Congreso de la Unión ha aprobado ya una legislación al respecto, la cual obliga a que una gran parte de todas las adquisiciones del Gobierno sean hechas precisamente a pequeñas y medianas empresas.

En tercer lugar, sobre todo ante las adversas condiciones económicas internacionales que hemos venido afrontando, a través del fortalecimiento del mercado interno estamos también impulsando el crecimiento de la economía. Y esta lucha la hacemos de manera permanente al lado y junto con CANACINTRA.

En este sentido, Gobierno e iniciativa privada hacemos un gran esfuerzo, un esfuerzo sin precedente. Por ejemplo, en el otorgamiento de créditos de vivienda; más de 700 mil créditos otorgados en estos dos años y una inversión que se acerca a los 200 mil millones de pesos en materia de vivienda.

Igualmente, la inversión impulsada por el sector público ha llegado a niveles récord en este Gobierno, inversión que además se suma bajo la fórmula público-privada para multiplicarla y que este año nos lleva a un total de inversiones cercana a los 40 mil millones de dólares en energía, en infraestructura carretera, puertos y aeropuertos; en vivienda, como ya mencioné, y en otros factores de infraestructura.

Pero ciertamente no es suficiente. Tenemos el reto de incrementar esta participación de empresas nacionales y el reto de inyectarle a la economía más inversiones.

Así como se está haciendo en energía con ejemplos como el citado de la Refinería en Minatitlán, así está la presa de El Cajón, donde afortunadamente una empresa mexicana, la ICA, ha ganado esta licitación y ella, de manera propia, ha hecho el compromiso de extender esa inversión a otras empresas nacionales pequeñas y medianas para trabajar en colaboración. Es una inversión de 800 millones de dólares, misma que va a generar, a partir de las próximas semanas, 4 mil empleos directos y va a llegar hasta un nivel de 10 mil empleos directos.

Y así se construye el Puente Chiapas, por ejemplo, con una inversión gigantesca, que va a ahorrar casi tres horas en el recorrido entre Chiapas y la ciudad capital.

Y así también se construye por el gobierno de la ciudad de México el segundo piso del distribuidor de San Antonio.

Y obras como esas se están dando en todo el país, con todos los gobiernos estatales; una cantidad que se acerca a 300 mil obras públicas de inversión a lo largo y ancho en nuestro país, en este afán de impulsar el crecimiento de la economía interna.

Nuestras políticas van dando resultados. Por un lado, se ha logrado mantener la estabilidad y certidumbre de la economía mexicana. Como en pocas economías de la región, seguimos contando con la confianza de los inversionistas externos a la vez que de los inversionistas internos.

Una clara prueba de inversión externa es que mientras en el mundo, en el total mundial, la inversión extranjera directa cayó en estos dos años más de 50 por ciento, en México en estos dos años creció el 26 por ciento.

Por otro lado, ya vemos signos que permiten avizorar un mejor panorama en el corto y el mediano plazo. El sector industrial, por ejemplo, aumentó su Producto Interno Bruto en 1.2 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior. Este crecimiento ha sido impulsado por el desempeño de la industria de la construcción, con un crecimiento de 4.3 por ciento.

La industria manufacturera ha regresado al crecimiento, aunque de manera muy modesta, con un 0.4 por ciento como resultado del comportamiento positivo mostrado por las empresas de transformación y por las maquiladoras de exportación.

Así el país ha logrado, en mercados mundiales en recesión, mantener su posición dentro de cada uno de estos mercados y en los más importantes, como el de Estados Unidos; todavía el año pasado aumentamos la presencia y la participación de las exportaciones mexicanas.

Ciertamente hay competencia en Asia, pero ciertamente en este país tenemos la capacidad de enfrentar esa competencia con éxito.

Aunque éstos son incrementos modestos, marcan un cambio en tendencia, lo cual nos permite que mantengamos todos juntos un optimismo moderado, que sigamos trabajando con empeño y reafirmemos nuestra confianza en la economía mexicana.

Como consecuencia de estas acciones se ven algunos resultados favorables que ustedes han provocado. En la segunda quincena de enero a la última de marzo, ustedes ya generaron 105 mil nuevos puestos de trabajo.

Y veíamos esta mañana una cifra muy interesante que tiene que ver con los trabajadores por su cuenta y que tiene que ver con las empresas más pequeñas, aquellas que tienen entre uno y cinco empleos. Ese segmento da ocupación a 12 millones de personas en México.

La economía formal y el Seguro Social tiene registrados 12 millones y medio de lo que llamamos empleos formales, estos trabajadores por su cuenta y estas empresas de menos de cinco empleos, ocupan a 12 millones.

Aquí la buena noticia es que el año pasado ese segmento creció en cerca de un millón de nuevas oportunidades que se dieron entre trabajadores por su cuenta y que generaron las empresas de uno a cinco empleos o trabajos.

Es muy importante, pues, lo que ya se señalaba aquí: necesitamos asegurar que todo ese sector se formalice, pueda tener y asegurar sus prestaciones y su pertenencia o derechohabiencia a algún sistema de seguridad social, por esto impulsamos el Seguro Popular.

El Seguro Popular que ya el año pasado llegó a 300 mil familias y que este año en el Acuerdo por el Campo hemos comprometido extender aceleradamente para todas las familias del campo mexicano.

Seguro Popular que permite a cada familia una garantía, primero, de consulta y atención médica; segundo, de medicamentos sin costo; tercero de intervención quirúrgica y hospitalización y, cuarto, de un examen médico anualizado para toda la familia. Necesitamos, pues, impulsar este Seguro Popular.

Vamos, entonces, a seguir trabajando con compromiso, con responsabilidad, seguir trabajando juntos, asociados, en esta gran empresa que es construir una economía fuerte y de oportunidades para todas las familias en México.

El próximo primero de mayo vamos a anunciar medidas adicionales, medidas importantes, profundas y trascendentes para que sostengamos fuerte esta alianza con el aparato productivo, el Gobierno, los trabajadores y la sociedad en general.

Un gran acuerdo en donde el Gobierno va a poner su parte para asegurar estimular la inversión, la generación de empleos, la ocupación productiva, el crecimiento del mercado interno e incrementar la competitividad de nuestra economía.

Por todo esto aprecio mucho también el documento que nos acaban de entregar, el documento que seguramente hará aportación de ideas importantes para seguir avanzando en impulsar la economía.

Y recojo las ideas que acaba de presentar Yeidckol, que tienen que ver con la Ley de Cámaras, que tienen que ver con este Consejo Social que debemos de formalizar para dar trascendencia a las líneas estratégicas de la economía y no estar sujetas a cada uno de los gobiernos en turno o a cada una de las posiciones sólo partidistas; algo que realmente dé trascendencia y permanencia a un verdadero proyecto económico de nación.

Amigas y amigos de CANACINTRA:

Las y los industriales y el Gobierno, tenemos un gran reto por delante.

México tiene este gran reto que nos obliga a hacer cada vez más talentosas decisiones, cada vez más compromisos y responsabilidad pensando siempre en el bien de todos los mexicanos.

Debemos de continuar dando pasos en la dirección correcta, tenemos que seguir buscando acuerdos; acuerdos como el que se acaba de realizar en materia de campo y de desarrollo rural y comunitario: el crear una nueva sociedad rural en nuestro país.

Con eso, con ese acuerdo firmado el día de ayer por todas las organizaciones del campo y con la participación de todos los productores del campo, se demuestra que cuando hay responsabilidad y compromiso, cuando hay voluntad, cuando ponemos por encima el interés nacional, se logran los acuerdos y se logran estos proyectos de fondo y trascendentes.

Por esto vamos a seguir manteniendo la postura de diálogo permanente, de escuchar, de participar constructivamente, de respetar todas las ideas que se proponen y encontrar así los caminos para una clara política de desarrollo productivo y sustentable en nuestro país.

Seguiremos con ustedes construyendo los acuerdos y consensos que han hecho posible lo alcanzado hasta ahora: seguiremos avanzando junto con todos los actores sociales, a través del diálogo con los sectores productivos, donde se promuevan mecanismos que impulsen la competitividad de las empresas y mejoren las condiciones laborales de los trabajadores.

No obstante los logros alcanzados, falta mucho camino por recorrer. Por eso les invito a que continuemos trabajando como siempre lo han hecho: con entusiasmo, patriotismo y responsabilidad en la construcción de un México renovado, del México que merecen nuestros hijos, del México al día y a la vanguardia.

Tengan la absoluta seguridad que nosotros haremos nuestra parte en esta gran tarea.

Los felicito, las felicito. Felicito a su presidente y les deseo el mejor de los éxitos en esta Asamblea.

Muchas gracias y que Dios los bendiga.

E-Mail: *

Comentarios: *

Subir

Mayo 05, 2003
 

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)