Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

 

La libertad de expresión es imperativa para la democracia
Entrevista con el Presidente de la República Checa
Vaclav Havel

Esta entrevista fue realizada por representantes de la Asociación Mundial de Periódicos y el Foro Internacional de Directores


Presidente Havel, usted ha defendido la libertad de expresión y pagado el precio purgando una condena de casi cinco años de prisión. ¿Cuál es el secreto de ese coraje para resistir?

Según mi experiencia personal, yo diría que ese coraje no proviene de un instante único en la vida de una persona en el que decide convertirse en héroe o seguir siendo cobarde para siempre. Se trata más bien de un proceso de desarrollo en el que se da un primer paso que uno considera importante, luego le sigue otro y otro más hasta que se produce un encadenamiento de pasos en el que intervienen no solamente las decisiones que toma el individuo, sino también las circunstancias en las que vive. No cabe duda que el temperamento influye, pero suele suceder que la influencia decisiva surja de circunstancias externas. Muchas personas se han sorprendido a sí mismas al descubrirse valerosas.

No hace mucho, aquí en el Castillo de Praga, presenté unas condecoraciones importantes a dos periodistas checos, Petra Prochazkova y  Jaromir Stetina, por su labor en Chechenia y en Afganistán. Cuando pienso en ellos, constato una vez más que probablemente no se tratara de una decisión tomada en el inicio de sus carreras de convertirse en héroes. Fue más bien una situación a la cual los fue conduciendo, paso a paso, su curiosidad como periodistas y sus exigencias profesionales, hasta llevarlos a un punto extremo donde se corren graves peligros. En este punto tuvieron que dar pruebas de su voluntad de afrontar problemas, exponerse a peligros y resistir presiones. En determinado momento, se me ocurre que terminan sintiéndose atraídos por la posibilidad de ejercer el periodismo en contextos peligrosos y que ahora, en el marco tranquilo de Praga, pueden llegar a impacientarse y tener deseos de viajar.

Ya hace más de diez años que se produjo el desmembramiento de la ex Unión Soviética. ¿Cuál es su diagnóstico en cuanto a la evolución de la libertad de expresión en esa región durante esta última década?

Esencialmente, creo que se observa un proceso irreversible de democratización y de libertad de expresión en casi todos lo países de Europa Central y del Este, incluidos los Balcanes. Sin embargo, en los doce años transcurridos desde la caída del comunismo, hemos visto una cantidad de fenómenos completamente nuevos e imprevisibles. En ciertos países, el proceso de desarrollo se dio más rápidamente de lo previsto, mientras que en otros ha seguido un camino lento y tortuoso lleno de bifurcaciones y de sorpresas. Por otra parte, hay que tener en cuenta también el cambio de generación, dado que la mayoría de los periodistas que escriben en los periódicos hoy en día no tenían sino diez o quince años  cuando empezó el proceso de democratización. Ellos crecieron y estudiaron en un contexto mucho más marcado por auténticos valores democráticos que las generaciones precedentes. Existe  también otro factor importante en la evolución de la libertad de expresión en esta parte del globo, y es el proceso de mundialización. El acceso a información procedente de prácticamente todo el mundo vuelve cada vez más difícil ejercer un control estricto sobre los medios informativos en una sociedad herméticamente cerrada.

Según usted, ¿qué desafíos comporta este proceso?

Muchos países en esta región tienen sin duda un largo camino por delante, y espero que la comunidad internacional se concentre en este proceso para impulsarlo. Sin embargo, hay otro aspecto que quisiera recalcar. Tengo la impresión de que, en muchos países, existe una amenaza que dentro de cincuenta años puede convertirse en el mayor peligro para la libertad de expresión. En una situación donde no se ejerce ninguna censura u opresión política directa, pueden surgir problemas mucho más complejos, sobre todo en el plano económico, que coarten la libertad de palabra.  Es posible que se esté viendo en Italia una forma incipiente de este problema.

En estas circunstancias, los grupos cívicos voluntarios no gubernamentales y de defensa de los derechos humanos han de desempeñar un papel fundamental porque estas comunidades son, por definición, las que deben resistir a la manipulación y a la censura, sobre todo en su aspecto económico.

Otro problema directamente relacionado con el acceso a la democracia es el que representan las organizaciones terroristas, y cómo responde a ellas el mundo democrático.

Se trata sin duda de un tema delicado. De hecho, yo personalmente puedo ver este conflicto potencial entre la libertad y la seguridad desde ambos puntos de vista. Primeramente desempeñe un panel de crítico político, con una visión externa de los hechos, para luego convertirme en político yo mismo. Por consiguiente, puedo entender que a ciertos políticos les moleste que la prensa se entere de absolutamente todo; incluso hay cosas que aparecen publicadas en los diario antes siquiera de que los políticos hayan tomado una decisión sobre ellas. Y en algunas situaciones puede resultar necesario que un político comunique algo confidencialmente antes de que la información se divulgue a través de la prensa.

Pero las cosas no pueden ni deben ser de otra manera. Creo que la libertad es siempre la primera prioridad. Para los medios informativos, la cuestión de la seguridad está relacionada con la responsabilidad y con las normas profesionales, y se les debe exigir que las asuman y respeten.

Los gobiernos en Europa Central y del Este, así como en la República Checa, han sido criticados en los últimos meses por interferir con los medios informativos y tratar de controlarlos. ¿Qué opina usted de esto?

Siempre he sido partidario de la crítica justificada en mi país. Solía decir lo mismo bajo el comunismo, y pienso en efecto que la crítica intelectual franca contribuyó a poner de relieve ciertas cosas que funcionaban mal en el país. En aquel entonces, el principal medio informativo era para mí la Radio Free Europe, situada en Munich. Hoy en día, cuando hay una crítica de esta índole, soy el último en rechazarla.

No obstante, cabe aquí un explicación histórica. En los países poscomunistas, la situación es bastante compleja porque estos países han sufrido y siguen sufriendo profundos cambios. En el mundo occidental, no se han visto transformaciones tan radicales en materia de propiedad y de privatización.

En este proceso de transformación, han aparecido todo tipo de tentaciones, entre las cuales la de intentar amalgamar el poder político y el económico. El proceso requiere una vigilancia constante de parte de la prensa y de la sociedad civil, y la crítica bien fundamentada y argumentada no sólo es aceptable, sino indispensable para el progreso constante de la democracia.

Quisiera citar a un juez estadounidense que dijo una vez que los terribles asuntos que llenan las páginas de la prensa sensacionalista son un precio ínfimo a pagar por el inestimable privilegio de la libertad.

Presidente Havel, en aproximadamente un año se terminará su mandato como presidente de la República Checa. ¿Qué planes tiene para su jubilación?

Quisiera poder escribir un libro con mis reflexiones — si Dios me otorga salud y fuerzas —, y un análisis de mis casi 13 años de presidencia, con la mayor independencia posible. La prensa me pregunta con frecuencia cuáles han sido, a mi juicio, mis principales errores. He podido constatar, sin embargo, que al señalar los principales errores que supuestamente he cometido, los periodistas han pasado por alto los peores, y no estoy muy dispuesto a facilitarles la tarea revelándolos yo mismo.

Abril 30, 2002

Subir

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)