Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

 

Galería de los corruptos latinoamericanos 1992 a 2002  

Probidad
Abril 2002

 

Las protestas en contra de la corrupción gubernamental y la impunidad durante los meses de marzo y abril nos sirven para recordar a presidentes de América Latina que han sido presionados a renunciar en medio de protestas por su involucramiento en graves actos ilícitos y conductas antiéticas, y para destacar a mandatarios actuales que enfrentan fuertes demandas ciudadanas o juicios por su involucramiento en la corrupción.
 

Los presidentes que aparecen acá tienen mucho en común. La corrupción floreció en sus gobiernos por carecer de controles y por faltas en la aplicación del estado de derecho. Compartieron un estilo autoritario y mantuvieron o mantienen relaciones muy tensas con los medios de comunicación en el afán de callar las críticas o la exposición de la corrupción. Atacaron verbalmente a la prensa o intentaron socavar su labor periodística con acciones legislativas (de desacato, de mordaza, de colegiación obligatoria, de contenido, etc.). Durante el último año muchos han mantenido una constante confrontación también con la cúpula empresarial que ha sido instrumental en las manifestaciones y paros. Y, muy importante, aunque las protestas en su contra ocurrieron bajo los gritos de la anticorrupción, frecuentemente lo que las generó fue el descontento popular por la situación económica que la misma corrupción provocó.

 

Actualmente el clamor popular en contra la corrupción está tomando más calor en Guatemala, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Argentina y probablemente continuarán en Venezuela. Durante los meses de marzo y abril 2002 se han ampliado significativamente las manifestaciones, cadenas humanas, caravanas de protestas y otras acciones civiles para presionar por el fin de la impunidad, la sanción severa a los corruptos y la renuncia de altos funcionarios cuyas administraciones han sido caracterizadas por la rampante corrupción. Entre las nuevas agrupaciones organizando protestas se encuentran:

 

Guatemala: la Coordinadora Nacional Sindical y Popular, el Movimiento Cívico (MCG) y el Foro Guatemala

Nicaragua: el Movimiento Autónomo de Mujeres de Nicaragua, el Movimiento Pueblo Limpio y el Comité de Nicaragüenses Pobres en el Exilio

Panamá: el Movimiento Ciudadano Anticorrupción y el Consejo Nacional de Pastoral Social Cáritas

Perú: Coordinadora Civil

Venezuela: Coordinadora Democrática de Acción Cívica y Coordinadora General de Primero Justicia.  
La Coordinadora Civil está realizando movilizaciones a partir de la primera semana de abril todos los jueves para concientizar a la población por los daños que el flagelo le ha causado al Perú. Estas acciones dirigen un mensaje a los servidores públicos de que la paciencia de la población está llegando a sus límites máximos y que se requiere el castigo para los y las corruptas, así como el reintegro del dinero mal habido.

 

Además, en Guatemala, el Movimiento Cívico está recogiendo firmas para demandar la renuncia del presidente de la República, Alfonso Portillo, y del vicepresidente, Juan Francisco Reyes. Y en Nicaragua, Edén Pastora, ex comandante guerrillero sandinista, conocido como "Comandante Cero", arrancó un movimiento civil nacional contra la corrupción que contempla la realización de una multitudinaria concentración el 14 de mayo frente al Parlamento para exigir a los legisladores que destituyan a Arnoldo Alemán como diputado y titular de la Asamblea Nacional.

 

Aún más, hay nuevas iniciativas gubernamentales, como la del municipio de Acapulco, estado de Guerrero (México), encabezado por el perredista Zeferino Torreblanca, que pondrá en funcionamiento a más tardar en mayo próximo un plan de cazadores de funcionarios corruptos, y por cada cabeza denunciada o entregada darán en recompensa hasta 10 mil pesos.

 

Todos estos hechos enseñan que solo a través de la presión y movilización ciudadana puede lograrse que la corrupción gubernamental sea expuesta y que los funcionarios involucrados respondan por ella. También muestra el valioso papel que pueden desempeñar los medios de comunicación cuando se apartan de los intereses oficiales y asumen con compromiso su papel fiscalizador frente a las instancias gubernamentales.

 

En cuanto a los empresarios que están tomando el control de los gobiernos, como ha sucedido por las vías democráticas en México y Honduras, o por métodos golpistas, como intentaron hacerlo en Venezuela, aún les queda por demostrar que las críticas populares hacia ellos - de que sus fines son oportunistas - no son válidas y que harán todo lo posible para no ser parte de esta Galería de los corruptos latinoamericanos.

 

 

 

 

Fernando Collor de Mello,  Presidente de Brasil (1990-92). Renunció en medio de masivas manifestaciones populares relacionadas a su involucramiento en escándalos de corrupción.

 

Carlos Andrés Pérez, Presidente de Venezuela (1974-79, 1989-93).  La Corte Suprema de Justicia lo condenó por el delito de malversación a 2 años y 4 meses de arresto domiciliario, que cumplió en su residencia.

 

Carlos Salinas de Gortari,  Presidente de México (1988-1994). Salinas desapareció del país en medio de graves acusaciones de corrupción como el blanqueo de dinero, enriquecimiento inexplicable, y entre otras, de fraude electoral y hasta por conspiraciones para cometer asesinatos. Otro factor que precipitó su salida fue la detención de su hermano Raúl por corrupción y asesinato.

 

Alberto Dahik Garzón, Vicepresidente de Ecuador (1992-96).  La Corte Suprema resolvió que Dahik era responsable de corrupción y peculado. Terminó fugándose al extranjero y fue declarado prófugo de la justicia ecuatoriana.

 

Abdalá Bucaram, Presidente de Ecuador (1996-97).  En medio de una protesta generalizada, fue destituido el 6 de febrero 1997 por el Parlamento al ser declarada su incapacidad mental para gobernar. Huyó del país antes de que la Corte Suprema dictara en su contra una orden de captura y extradición para hacer frente a las acusaciones de malversación de fondos.

 

Raúl Cubas, Presidente de Paraguay (1998-99)

Durante una insurrección popular en marzo 1999, desatada por el asesinato del vicepresidente Luis María Argaña, la Cámara de Diputados aprobó por mayoría de dos tercios iniciar el juicio político en el Senado al presidente Cubas por "mal desempeño de sus funciones". Pocos días después la Fiscalía General lo denunció por el uso ilegal de fondos públicos para financiar una campaña de agitación y la retirada de 700.000 dólares del Banco Nacional de Fomento y su transferencia a la Presidencia de la República en los días previos a la dimisión y partida de Cubas hacia Brasil. En febrero 2002 regresó a su país.

 

Jamil Mahuad, Presidente de Ecuador (1998 -2000).  Fue involucrado en muchos casos de corrupción que incitaron protestas masivas y su huida del país en enero 2000. El 13 de julio la Corte Suprema de Justicia de Ecuador dictó una orden de prisión en contra Mahuad acusándolo de "malos manejos administrativos" en referencia a los decretos de congelación de depósitos bancarios y de dolarización de la economía.

 

Alberto Fujimori, Presidente de Perú (1990-2000).  En noviembre 2000, huyó del país en medio de masivas protestas de varios millones de peruanos que terminaron por bloquear su régimen caracterizado por la gigantesca corrupción cuyas manifestaciones continúan revelándose. Los sobornos que ejercía su Asesor de Seguridad, Vladimiro Mortecinos, ha superado cualquier otro antecedente de corrupción en la región.

 

Hugo Chávez, Presidente de Venezuela (1999 al presente).  La crisis política vivida en Venezuela durante el mes de abril, que significó el golpe del estado en contra del presidente Chávez y su regreso pocos días después, está marcada por luchas ideológicas que involucran aún a los medios en favor y en contra del mandatario. Protestas sobre la corrupción gubernamental - que surge de una administración que carece de controles, eficaz auditoria y transparencia - fueron socavadas por esta politización de la oposición. Sin embargo, la corrupción durante su régimen, especialmente en las Fuerzas Armadas, es bien conocida.

 

Juan Carlos Wasmosy, Presidente de Paraguay (1993-98).  En abril 2002 fue condenado a cuatro años de prisión por el auxilio financiero de 42.500 millones de guaraníes otorgados ilegalmente al Banco de Desarrollo en julio de 1996. También ha sido acusado de involucramiento en otros casos de corrupción, como las operaciones "fraudulentas" vinculadas con la construcción de la represa de Itaipú, la mayor central hidroeléctrica del mundo.

 

Carlos Menem, Presidente de Argentina (1989-99).  Actualmente procesado como presunto jefe de una "asociación ilícita" que vendió armas a Ecuador y Croacia. Casi 50 ex funcionarios de su administración han sido vinculados en casos de corrupción y muchos argentinos y observadores internacionales lo responsabilizan de haber iniciado el proceso que llevó el país a la bancarrota, al aumentar enormemente el gasto público durante su último año en el gobierno.

Arnoldo Alemán, Ex presidente (1997-2002) y actual titular del Congreso Nicaragua. Entre los numerosos casos de corrupción en los cuales ha estado involucrado Alemán, enfrenta un posible juicio por adueñarse de algunas televisoras nicaragüenses y anomalías en el proceso de privatización de telefonía estatal.

Luis González Macchi, Presidente de Paraguay (1998 al presente).  Fue acusado el 4 de abril por la Fiscalía de haber sido quien incitó al desvío ilegal de los US$ 16 millones pertenecientes a la liquidación de los bancos Unión y Oriental. Días después, el presidente fue denunciado por la Contraloría por su involucramiento en una "lesión de confianza" en el proceso de privatización de la telefónica estatal que resultó en un desvío de 600.000 dólares. Ha estado acusado de involucramiento en otros casos de corrupción.

 

Alfonso Portillo, Presidente de Guatemala (1999 al presente).  En marzo 2002, Portillo y su vice presidente, junto a otros dos altos funcionarios del Ejecutivo, fueron implicados en la apertura de 13 cuentas bancarias y 4 empresas "de cartón", en Panamá, que según versiones periodísticas, utilizarían para trasladar fondos públicos. Desde que asumió la presidencia, su gobierno ha sido cuestionado en por lo menos diez graves casos relacionados con anomalías que suman casi tres mil millones de quetzales; esto no incluye los nuevos escándalos, como el caso de las cuentas en Panamá.

 

Juan Francisco Reyes López, Vice Presidente de Guatemala (1999 al presente).  También vinculado a lavado de dinero en Panamá y a otros casos de corrupción, está acusado de ocupar la imprenta estatal para publicar folletos que desprestigiaban al presidente de la Cámara de Comercio, Jorge Briz, quien ha criticado duramente la corrupción e impunidad gubernamental. Varios testigos sobre el caso de la Tipografía Nacional han sido amenazados; unos tuvieron que huir del país y uno fue asesinado.

 

Mireya Moscoso, Presidenta de Panamá (1999 al presente).  El régimen de Moscoso ha estado marcado por la corrupción rampante. Más recientemente esto ha incluido sobornos para la aprobación legislativa de nombramientos, de dos personas de reputación dudosa y con nexos en actos corruptos, a la Corte Suprema y para la aprobación del Centro Multimodal, Industrial y de Servicios (CEMIS) y de ocultar los casos destacados en un informe de la la Comisión Presidencial contra la Corrupción. Durante su régimen, 90 de los 200 periodistas activos han enfrentado injustas querellas acusados por difamación y calumnia, ataques verbales e intentos legislativos intimidatorios, la mayoría por haber reportado la conducta no ética y la corrupción de funcionarios y empresarios cercanos a la presidenta. Aunque ella aprobó una ley de acceso a la información en enero 2002, es criticada por no aplicarla.

 

E-Mail: *

Comentarios: *

Subir

Abril 23, 2002

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)