Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 


 

Azul Zafiro

Ilse Fischer Acuña (inédita)


No puedo dejar de sentirme ridículamente pequeña, al no tener herramientas que sirvieran de algo, ante lo que estaría por venir.

Pero prefiero sentirme así, antes de saberme indiferente, o peor aún, inhumana, por no intentar hacer lo más mínimo (qué es lo que yo solo sé hacer), que es escribir poesía, la que intenta ser mi pobre contribución en este caso, para que no ocurra aún lo impensable.

Sería tan importante para mí (un sueño en verdad) que éste, mi poema que he escrito al Señor Presidente de los Estados Unidos, le fuera leído y traducido; mi inglés es muy pobre.
 

El tiene el poder en este caso, el de impedir la guerra; debo estar pecando de muchas cosas, además de ingenua, pero en un mínimo espacio de mi corazón, la esperanza de que él lo lea, me impele a enviárselo.

Reafirmo mi deseo desde lo más profundo de mí ser, de que aquellos monstruos que actuaron el 11 de Septiembre, sean algún día aniquilados. Espero vivir lo suficiente para verlo. Con sincero aprecio al pueblo estadounidense,
Ilse Fischer


 

Azul Zafiro

 

Con la esperanza de que aún no suceda...  

 

Todo gesto

Quedó

Detenido

En estatuas

Sin sombra

 

El  Terrible Viento

En logísticas ráfagas

La convirtió en

Azul Antorcha.

 

Y el grito quedó

Grabado

En la piedra Modificada.

 

El Arroyo,

(sólo huella ondulada,

en el vidrio,

donde corría cantando

en la graba.

 

Y del estanque brotó

Inconsignable

Espumaraja.

 

A veces,

Tan sólo a veces,

levitan

porfiadas cabalgatas

de almas,

buscando otras almas.

 

Pero se disuelven, como

hilachas

en los someros vahos, vértices

de la nada; aunque ya no hay

pequeñas Almas, hijas de sus almas;

No hubo jardinero, por fútil que fuera

su Alma,

que cultivara una Flor, para

sumergirla  capullo,

En Fuego, o Negra Escarcha

 

En Danza Elíptica iba...aquella

AZUL ESFERA

de inverosímiles

partículas

sustentadoras;

cuajada de húmedas

esmeraldas,

de susurrantes copas

con infinitas alas.

 

TREPIDANTE ARCO IRIS (preñada),

de plumajes y escamas

fosforescencias y nácar; y

pequeñas

manos delicadas,

como orquídeas perfumadas.

 

Y LA DEJARON...durmiendo – reclinada,

sin ojos ni alas

su NOCHE  más fría y más larga.

 

Y, dormida continuará

su seca danza

de TROMPO CIEGO

hasta que los negros escorpiones

emerjan del desierto

y la despierten con sus danzas...
 

E-Mail: *

Comentarios: *

Subir

Marzo 03, 2003