Inicio

Quienes Somos

Contactenos

Buscar Revista

Secciones

Indice Artículos

Editoriales

Enf. Latinoamérica

Gerencia En Acción

Literatura

Negocios

Mujer y Negocios

Tecno-Lógica

Naturalmente

Socio-Política

Revistas Previas

Arte

Medios Del Mundo

Tertulias

English

English Home

Contact Us

Article Archive

Political Issues

Social Issues

Economic Issues

General Articles

The Other Side

Origin

Poetry & Song

 

   

Pueblo devaluado o sí se puede

Diego Artavia Herrera
Asesor Legislativo, Movimiento Libertario
Costa Rica


C
on fuerte angustia, la gran mayoría de los costarricenses cada día vemos como nuestro sueldo vale menos, porque no nos permite comprar lo mismo que antes. La triste realidad es que somos un pueblo devaluado, testigo de que el colón no preserva su valor. En el primer mundo monedas fuertes como el dólar hacen más ricos a quienes de por sí ya son ricos comparados con nosotros, los pobres del tercer (o cuarto) mundo,  a quienes los políticos estatistas siguen vendiéndole el cuento de una nacionalista “soberanía monetaria”.

Aclaro que los libertarios NO apoyamos adoptar una moneda única, sino la libertad de escoger la moneda con que transamos; pero pensamos que ante tal libertad en Costa Rica la gran mayoría escogería el dólar sobre el colón. El término dolarizar asusta a esos políticos estatistas (léase: los del PUSC, PLN y el PAC), que saben que así moriría el impuesto más injusto, el que más golpea a quienes menos tienen: la inflación. La inflación es inmoral y un delito legalizado que solo tiene un responsable: el Estado. Al verse éste corto de dinero para pagar sus tantos despilfarros y gastos corruptos, recurre como un común falsificador de dinero a imprimir más papel moneda mediante el Banco Central, lo que eleva los precios de todo y devalúa el dinero que nos ganamos honradamente. Es una enorme estafa.

Pero en el fondo, ¿qué es dolarizar y qué beneficios nos traería?  Es quitarle el monopolio de emitir dinero al Estado. Sin esta capacidad, éste tendría que reducir su tamaño y su enorme burocracia a lo estrictamente necesario, porque sus únicos ingresos serían mediante impuestos o endeudamiento, los cuales tienen su límite, ya que por un lado después de cierto nivel la población se opondría a más impuestos, y por otro lado los posibles nuevos prestamistas considerarían muy riesgoso prestarle a un Estado demasiado endeudado.

El beneficiario de acabar con la inflación será el pueblo costarricense hoy devaluado, que podrá disfrutar del fruto de su labor honrada. Al eliminar la inflación las tasas de interés disminuirán fuerte y casi instantáneamente, favoreciendo a las clases más pobres del país, que entonces sí podrán comprarse un carrito o construir una casita.

Los libertarios exigimos que se nos respete la libertad de abatir la pobreza para siempre. Pero no nos dejemos engañar, costarricenses: este y todos los gobiernos han tenido y tienen el poder para lograr cero inflación, así impidiendo que nuestro costo de vida suba cada día.  Y si no lo logra el actual Gobierno del PUSC, con la ayuda de partidos políticos de falsa oposición como el PLN y el PAC, desde ya le pedimos el voto para gobernar este país y probar que ¡sí se puede!

E-Mail: *

Comentarios: *

Subir

Febrero 18, 2003

Los artículos o contenidos de este Sito Web NO pueden ser reproducidos total o parcialmente sin previa autorización escrita del autor y/o Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)

 The Contents of the site are intellectual Property of Revistainterforum.com ® Copyright 2000-2009 and or the the author.   Reproduction in part or whole of any of this material without written permission constitutes a violation of the law.
Latin America Consulting & Communications LLC (LACC)